_
_
_
_

Las altas temperaturas en Canadá provocan el cierre de la pista de patinaje más larga del mundo

El canal Rideau de Ottawa, de 7,8 kilómetros de longitud, no acogerá patinadores por primera vez en su historia debido a que el hielo carece del grosor mínimo para considerarse seguro

El canal Rideau de Ottawa, a mediados de febrero.
El canal Rideau de Ottawa, a mediados de febrero.David Kawai (Bloomberg)

Por primera vez en sus 53 años de historia, el canal Rideau de Ottawa estará cerrado a los patinadores. Esta vía de 7,8 kilómetros -la más larga para la práctica de deportes invernales en todo el mundo- recorre buena parte de los principales atractivos de la capital canadiense. Sin embargo, las temperaturas más elevadas de lo habitual ponen en riesgo la seguridad de los visitantes, ya que el hielo no cuenta con el grosor mínimo establecido. La Comisión de la Capital Nacional tomó la decisión este viernes a raíz de las últimas pruebas efectuadas en dicha superficie.

El organismo señaló que la pista sigue siendo insegura para patinar “a pesar de los esfuerzos de los equipos, e incluso con las bajas temperaturas de las últimas 24 horas”. La prensa local especulaba desde hace varias semanas sobre la fecha de apertura de esta atracción. No obstante, sus administradores indicaron este viernes que estará cerrada durante toda la temporada. “Compartimos la decepción general por esta decisión”, comentaron, precisando que el objetivo es velar por su apertura el próximo invierno. El canal Rideau, cuya obra concluyó en 1832, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2007. Los primeros tramos para la práctica del patinaje comenzaron a operar en 1970. En el invierno de 2019, la pista de hielo recibió a cerca de 1,5 millones de visitantes (la mayor afluencia registrada en una sola temporada).

La comisión explicó que el hielo de la pista tiene que contar con al menos 30 centímetros de grosor para soportar tanto el número de patinadores como la maquinaria de mantenimiento. Las temperaturas deben oscilar entre -10 y -20 grados durante 10 a 14 días consecutivos para que las condiciones sean propicias para el espesor del hielo. Las pruebas fueron efectuadas por un equipo integrado por miembros de la comisión e investigadores de la Universidad Carleton. Este invierno ha sido el menos gélido en décadas en la capital canadiense; la temperatura media el pasado enero fue de -5,2 grados.

En promedio, la pista está abierta unos 50 días por temporada. El periodo más corto de actividades se registró en 2002: 29 días de acceso. Un informe de la comisión –hecho público en 2021- ponía énfasis en los efectos del cambio climático sobre el canal Rideau. De acuerdo con el documento, la temporada de patinaje podría durar menos de 40 días el 50% de las veces. Asimismo, resulta cada vez más improbable que la pista abra sus puertas en los meses de diciembre.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_