Alemania anuncia el envío “rápido” de 14 tanques Leopard 2 a Ucrania

“Debemos evitar que la guerra se convierta en una guerra entre Rusia y la OTAN”, asegura el canciller, Olaf Scholz, durante su comparecencia en el Bundestag para explicar su decisión

Un tanque alemán Leopard 2 A7 durante unas prácticas de la OTAN en 2019.
Un tanque alemán Leopard 2 A7 durante unas prácticas de la OTAN en 2019.PATRIK STOLLARZ (AFP)

Alemania finalmente liderará una coalición de países europeos que enviará los modernos carros de combate Leopard 2, de fabricación alemana, a Ucrania. El canciller alemán, Olaf Scholz, ha confirmado este miércoles el giro respecto a su postura anterior de cautela respecto a la entrega de estos blindados que pueden propiciar una ventaja cualitativa en el campo de batalla para el ejército de Kiev. Scholz se resistía a autorizar en solitario el suministro de los Leopard por temor a la posible reacción de Moscú y pese a las presiones de aliados como Polonia. Tras las negociaciones con sus socios, especialmente con Estados Unidos —que también este miércoles ha anunciado la entrega de 31 tanques M1 Abrams—, el canciller ha anunciado que en un primer paso Berlín enviará 14 de sus Leopard.

El objetivo a medio plazo, aunque se trata de conseguirlo “rápidamente”, es reunir entre todos los socios europeos que disponen de carros Leopard 2 dos batallones, que equivalen a casi 90 unidades. “Debemos evitar que la guerra en Ucrania se convierta en una guerra entre Rusia y la OTAN”, ha señalado Scholz durante una comparecencia en el Parlamento para explicar su postura respecto a la ayuda militar a Ucrania. Varios países han anunciado ya que contribuirán a crear ese contingente de tanques, entre ellos España. El entrenamiento de las tropas de Kiev empezará “muy pronto”, señaló el ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius, quien adelantó que los tanques podrían llegar a Ucrania en unos dos meses.

Olaf Scholz, canciller alemán, en el Bundestag.Foto: EL PAÍS | Vídeo: EPV

El canciller ha comparecido este miércoles en el Parlamento para explicar los motivos de su decisión. Scholz ha asegurado que Alemania “siempre ha estado en primera línea en el apoyo a Ucrania” y que las decisiones se han tomado en “estrecha coordinación con los aliados internacionales”, como ha ocurrido ahora con los Leopard 2. El canciller ha reconocido que puede haber ciudadanos alemanes que estén asustados por este paso, pero les ha pedido que “confíen” en él.

“Nadie puede saber exactamente cuáles son las decisiones correctas e incorrectas, por eso hemos actuado con cautela, poco a poco. Seguiremos haciéndolo así en el futuro. Es el único principio que garantiza la seguridad de Europa y Alemania en un asunto tan peligroso”, ha añadido Scholz en su intervención ante los diputados del Bundestag. El canciller ha asegurado que la cautela que ha mostrado estas semanas tenía “toda la intención” y ha valorado que Alemania no haya cedido a las presiones hasta haber sopesado pros y contras de la decisión.

Berlín proporcionará “formación, logística, munición y mantenimiento de los equipos”, ha enumerado Scholz, y permitirá que los aliados envíen sus propios Leopard 2. “Es lo correcto. Estamos hablando de sistemas de armas muy eficaces y lo correcto es que nunca las proporcionemos en solitario, sino en estrecha cooperación”, ha insistido.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

14 tanques cuanto antes; dos batallones a medio plazo

El ministerio de Defensa alemán está revisando con qué unidades con capacidad de entrar en combate cuenta para hacer el envío. El objetivo es reunir con los socios “rápidamente” dos batallones —casi 90 tanques —, precisa la información de la Cancillería, pero en un “primer paso”, Berlín proporcionará a las Fuerzas Armadas ucranias una compañía de 14 tanques Leopard 2 del modelo A6, uno de los más avanzados. Estos blindados provienen de las existencias de la Bundeswehr, el ejército alemán. El portavoz ha subrayado que también “otros socios europeos entregarán sus Leopard 2″.

El envío de tanques es “el resultado de intensas consultas que han tenido lugar con los socios europeos e internacionales más cercanos de Alemania”, ha asegurado el portavoz gubernamental Steffen Hebestreit. “Esta decisión sigue nuestra conocida línea de apoyar a Ucrania lo mejor que podemos. Estamos actuando estrechamente, coordinados internacionalmente”, ha anunciado el canciller a sus ministros. Scholz siempre había enfatizado que no quería “actuar en solitario” en este asunto y que solo suministraría tanques junto a otras naciones, especialmente Estados Unidos.

El entrenamiento de las tropas ucranias en el manejo de estos potentes y ágiles tanques empezará “rápidamente”. Así lo había indicado el ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius, el martes tras su reunión con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, cuando dijo que Alemania ya estaba impulsando la capacitación de los soldados ucranios para aprender a usar los Leopard, aunque Berlín todavía no hubiera tomado la decisión de enviarlos. Además del entrenamiento de los soldados, el paquete de ayuda alemán también incluirá logística, municiones y mantenimiento de los sistemas.

Berlín confirma asimismo que dará autorización inmediata a los países que quieran entregar rápidamente tanques Leopard 2 de sus propias existencias a Ucrania. Polonia, el socio que más había presionado al Ejecutivo de Scholz, hizo la petición formalmente el martes por la mañana. Como los tanques son de fabricación alemana, es necesaria una autorización expresa para poder reexportarlos a terceros países.

El cambio de opinión de Berlín supone un giro en la postura de cautela y reflexión que Scholz había mantenido hasta ahora, pese a la presión de varios de sus aliados, especialmente de Polonia. El movimiento alemán llega acompañado del futuro envío de carros de combate estadounidenses Abrams —que se conoció también el martes a través de informaciones periodísticas—, reclamado por Berlín como condición para acceder a enviar los Leopard 2.

Ejércitos de 15 países europeos cuentan en sus arsenales con un total de 2.405 unidades del tanque alemán Leopard 2, de distintos modelos y actualizaciones. Según cifras del centro de análisis International Institute for Strategic Studies (IISS), Alemania dispone de 521. El envío de los carros de combate y el entrenamiento no son suficientes para asegurar su operatividad. La coalición de aliados deberá asegurarse de que cuentan con el apoyo logístico adecuado y con los repuestos necesarios e idealmente de su compatibilidad.

Rusia: “Nuevo nivel de confrontación”

La embajada de Rusia en Alemania ha respondido al anuncio de Berlín: “Esta decisión, extremadamente peligrosa, lleva el conflicto a un nuevo nivel de confrontación y contradice las declaraciones de los políticos alemanes de que la República Federal no quiere implicarse en él”, afirma en un comunicado. La embajada rusa mantiene que Alemania y sus aliados “no están interesados en una solución diplomática”, sino que están decididos a “escalar” el choque, proporcionando a Kiev “más y más armas letales de forma ilimitada”.

Rusia, a través de su representante en Berlín, acusa a Alemania de negarse a “reconocer su responsabilidad histórica” por los “terribles crímenes del nazismo” y de olvidar “el difícil camino de la reconciliación de posguerra entre rusos y alemanes”. La embajada habla del envío de tanques alemanes al “frente oriental” y de que ello provocará la muerte “no solo de soldados rusos, sino también de civiles”.

El embajador de Ucrania en Alemania, Oleksi Makeiev, ha saludado la formación de una “gran coalición de carros de combate”. “Nos ayudarán a repeler la ofensiva rusa y a liberar nuestros territorios ocupados por Rusia y a la población”, ha manifestado durante una visita a Hamburgo, en declaraciones recogidas por la agencia alemana DPA. “Necesitamos de todo y estamos agradecidos por todo tipo de ayuda”, ha añadido Makeiev, quien ha hecho hincapié en que el ejército y los militares ucranios “han demostrado que pueden manejar distinto equipamiento”. “Asumo que hablaremos de más sistemas de armas”, ha afirmado, indicando que Ucrania hará nuevas demandas de armamento.

La decisión de Alemania abre el camino a que otros países como Polonia, Finlandia, Países Bajos, España y Noruega suministren sus propios Leopard 2 hasta conseguir el número necesario —300, según las autoridades ucranias— para recuperar posiciones tomadas por el ejército ruso y repeler el ataque a gran escala que, según la OTAN, prepara Moscú para la primavera. Finlandia se unirá al grupo de estados que proporcionarán tanques, según ha asegurado su ministro de Defensa, Mikko Savola. “La cooperación internacional para la entrega de Leopard a Ucrania está progresando y Finlandia participará en ella”, ha dicho este miércoles.

El ministro alemán de Defensa, Boris Pistorius, ha asegurado que se alegra de que Alemania haya tomado la decisión —”es acertada; una decisión histórica”—, pero que no es motivo para las reacciones con gritos de júbilo. “Nunca una decisión de este tipo es agradable”, ha explicado. El ministro de Economía, el verde Robert Habeck, también se ha referido a los Leopard durante la presentación de las perspectivas económicas para 2023. “Es la decisión acertada, pero estos tanques matarán gente”, ha lamentado.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Elena G. Sevillano

Es corresponsal de EL PAÍS en Alemania. Antes se ocupó de la información judicial y económica y formó parte del equipo de Investigación. Como especialista en sanidad, siguió la crisis del coronavirus y coescribió el libro Estado de Alarma (Península, 2020). Es licenciada en Traducción y en Periodismo por la UPF y máster de Periodismo UAM/El País.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS