La junta militar de Myanmar condena a otros tres años de cárcel a Suu Kyi por vulnerar la ley de secretos oficiales

La premio Nobel de la Paz acumula sentencias por 23 años de prisión por distintos cargos

La líder depuesta de Myanmar, Aung San Suu Kyi, en una imagen de 2019.
La líder depuesta de Myanmar, Aung San Suu Kyi, en una imagen de 2019.MANAN VATSYAYANA (AFP)

Un tribunal militar de Myanmar ha condenado este jueves a tres años de prisión a la depuesta líder y premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, y su asesor económico, el australiano Sean Turnell, por vulnerar la ley de secretos oficiales. Con esta nueva sentencia, Suu Kyi, de 77 años y detenida en una prisión de Naipyidó, acumula condenas por 23 años de cárcel tras ser hallada culpable de diversos cargos presentados tras el golpe de Estado militar.

Turnell, profesor asociado de economía en la Universidad Macquarie de Sídney, trabajaba como asesor de Suu Kyi cuando esta fue derrocada y detenida durante las primeras horas del golpe de Estado militar de febrero de 2021. El economista australiano, de 76 años, tiene otro caso abierto vinculado a las leyes de inmigración. Estaba en medio de una entrevista telefónica con la cadena británica BBC cuando fue detenido tras el golpe. En agosto de este año, se declaró no culpable de vulnerar la ley colonial de secretos oficiales durante un juicio a puerta cerrada.

Los detalles exactos de la acusación contra Turnell no se han hecho públicos, aunque la televisión estatal indicó que tuvo acceso a “información financiera secreta” e intentó dejar el país.

Desde el golpe, más de 2.200 civiles han muerto y unas 15.000 personas han sido detenidas en la represión contra la disidencia, según la ONG local Asociación para la Asistencia de Presos Políticos.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS