El Parlamento ruso promueve un comité para dar explicaciones a la población sobre el conflicto en Ucrania

La inquietud provocada por los avances de las tropas de Kiev impulsan a la Duma a reforzar el mensaje oficial hacia la sociedad

Dos viandantes presencian imágenes de héroes soviéticos de la II Guerra Mundial en una calle próxima al Parlamento ruso, el domingo 11 de septiembre.
Dos viandantes presencian imágenes de héroes soviéticos de la II Guerra Mundial en una calle próxima al Parlamento ruso, el domingo 11 de septiembre.Alexander Zemlianichenko (AP)

La agitación provocada por el avance de las tropas ucranias, incluido el llamamiento en pleno Parlamento ruso a una movilización general por parte del líder del Partido Comunista, ha dado alas a que sus diputados planeen celebrar un encuentro a puerta cerrada para abordar la situación en la que se encuentra su campaña militar. Inmersos en una atmósfera de críticas y catastrofismo, la Duma Estatal se plantea formar un comité que ofrezca explicaciones a la población sobre la situación actual de lo que el Kremlin califica como una operación militar especial.

La Cámara baja rusa decidirá el próximo lunes si convoca a esa sesión al ministro de Defensa, Serguéi Shoigú. Su llamamiento ha sido impulsado por un partido satélite del Kremlin, Rusia Justa-Por la Verdad, que ha planteado crear una nueva estructura parlamentaria que canalice hacia los ciudadanos la voz oficial sobre lo que sucede en los campos de batalla de Ucrania.

“El Consejo de la Duma considerará este lunes invitar a Shoigú... Será a puerta cerrada”, dijo el líder de la formación, Serguéi Mirónov, a la agencia de noticias Ria Novosti. Ese comité de la Cámara baja es responsable de las cuestiones que afectan a la organización del Parlamento. Según el diario ruso Kommersant, el presidente de la Duma, Viacheslav Volodin, dio el visto bueno a abordar las propuestas de Rusia Justa tras haber sido renuente en un primer momento.

Al promover ese encuentro parlamentario, el primer jefe adjunto de ese partido minoritario, Dmitri Gúsev, afirmó que alrededor de la campaña militar “debe haber un trabajo bien coordinado y eficiente en todas las áreas, sin excepción”. El contrataque ucranio ha levantado polvareda en Rusia, donde el sector más nacionalista reclama una movilización al mismo tiempo que otra destacada parte de la población ha perdido interés en el conflicto. Según las encuestas del centro de estudios sociológicos Levada, apenas algo más de la mitad de los ciudadanos seguían las noticias del frente en verano.

Shoigú se enfrenta, siete meses después del arranque de la ofensiva, a las críticas del mismísimo entorno del Kremlin. Vladímir Soloviov, presentador de la televisión Rossiya 1, dijo hace días en su canal de Telegram que los comandantes responsables de la retirada en Járkov y Jersón merecían “un juicio penal o, incluso, la ejecución”; y ayer, un invitado suyo, el conocido corresponsal de guerra Alexánder Sladkov, comparó a Shoigú con el ministro de Defensa anterior, Anatoli Serdiukov, en el cargo hasta 2012.

Sladkov dijo extrañar al predecesor. En su opinión, Serdiukov podía convertir tiempos de paz en tiempos de guerra, mientras que Shoigú “es un tipo genial, pero a pesar de su dureza sigue siendo un poco humano”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El ministro de Defensa fue llamado a otro encuentro a puerta cerrada el pasado 6 de septiembre con el supremo comandante de las fuerzas armadas rusas y presidente del país, Vladímir Putin, y con su jefe del Estado Mayor, Valeri Gerasimov. De aquella reunión no salieron más detalles.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS