Al menos 37 muertos por los incendios en Argelia

Un número indeterminado de personas permanecen desaparecidas por los fuegos que azotan el país mediterráneo por segundo verano consecutivo

Un animal quemado en el incendio de El Kala, este jueves en la provincia argelina de Al Taref.
Un animal quemado en el incendio de El Kala, este jueves en la provincia argelina de Al Taref.RAMZI BOUDINA (Reuters)

Los incendios forestales causan estragos en Argelia, azotada ya por el fuego el verano pasado. Las llamas han causado al menos 37 muertos, según ha avanzado este jueves la radio pública argelina y ha confirmado luego el organismo de Protección Civil, que ha contabilizado en total 128 focos activos en 21 gobernaciones del país. Los heridos en los incendios suman al menos 160, algunos en estado grave. Las autoridades atribuyen los incendios, que afectan especialmente a las provincias de Al Taref y Setif, a las condiciones meteorológicas de los últimos días, con temperaturas alrededor de los 40 grados, a lo que se han unido fuertes vientos que facilitan su expansión. Este jueves por la mañana, el primer ministro, Ayman Benabderrahmane, ha visitado una de las zonas afectadas.

La provincia más duramente golpeada por las llamas ha sido la de Al Taref, donde han muerto en torno a 30 personas, entre ellas, una decena de menores, según informa la agencia France Presse. Todavía no se conocen con precisión los motivos y la localización de todas las víctimas, pero sí se ha divulgado que ocho de ellas perecieron cuando un autobús que circulaba cerca de uno de los incendios fue engullido por las llamas. Otras dos personas fallecieron en el pueblo de Ouled Sebt, en la provincia de Setif, por inhalación de humo. Además, hay un número indeterminado de desaparecidos, por lo que el balance de víctimas podría aumentar durante las próximas horas.

Cerca de El Taref, una ciudad de 100.000 habitantes, “un tornado de fuego se llevó todo en pocos segundos”, dijo a AFP un periodista local. “La mayoría de muertos quedaron rodeados mientras visitaban un parque de animales”, precisó el reportero a la agencia.

En una comparecencia en la televisión pública en la noche del miércoles, el ministro del Interior, Kamal Beldjoud, estimó que el fuego ha quemado ya más de 2.600 hectáreas de bosques y arbustos en las provincias de Al Taref, Jijel, Skikda, Tipasa y Souk Ahras. En esta última región, unas 400 personas pudieron ser evacuadas después de ser rodeadas por las llamas en medio de una gran tensión. “El Estado ha movilizado, en previsión de los fuegos forestales, todos los medios desde el inicio de la temporada de verano”, declaró Beldjoud. Entre los medios desplegados figura el Ejército, incluidos varios helicópteros. “Se han puesto en marcha comisiones en las provincias con el objetivo de estimar las pérdidas materiales en las zonas siniestradas”, añadió el ministro del Interior.

El presidente del país, Abdelmajid Tebún, ofreció el miércoles su pésame a las víctimas a través de un comunicado oficial. “Tras los incendios en los bosques en curso en varias provincias del este del país, habiendo provocado víctimas en Al Taref y Setif, el presidente de la República, Abdelmajid Tebún, presenta sus sinceras condolencias y su compasión a las familias de las víctimas, deseando una pronta recuperación de los heridos”, reza la nota, en la que el mandatario promete el apoyo del Estado a los heridos y la movilización de “todos los medios humanos y materiales” para extinguir las llamas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Una ola de incendios ya asoló el país el verano pasado, provocando la muerte de 90 personas y la destrucción de miles de hectáreas, la mayoría en la región de la Cabilia, situada cerca de Argel, la capital. Aquel drama estuvo envuelto por la polémica por varias razones. En primer lugar, por el hecho de que el país no disponía de ningún hidroavión, a pesar de que la región mediterránea es una de las más expuestas a los incendios en verano. Para remediar este problema, las autoridades han adquirido seis hidroaviones Beriev-200. A la espera de su llegada, Argel alquiló este verano uno de estos hidroaviones a Rusia, pero ha brillado por su ausencia en los cielos de las zonas siniestradas durante los últimos días. “Desafortunadamente, está averiado desde hace tres días”, ha explicado Beldjoud.

El otro motivo de controversia fue el hecho de que las autoridades argelinas aseguraran que el partido MAK, que aboga por la autodeterminación de la región de la Cabilia, se hallaba detrás de los incendios, sugiriendo que habría contado con la colaboración de Marruecos. Asimismo, responsabilizaron al MAK, considerado una “organización terrorista” por Argel, del linchamiento y asesinato de Djamel Bensmail, un joven que acudió a la zona como voluntario para ayudar a controlar los incendios y que una turba confundió con un pirómano. La brutal agresión fue grabada con un teléfono móvil y luego difundida por las redes sociales, lo que provocó una gran conmoción en la sociedad argelina.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS