Rusia intensifica su ofensiva sobre Mariupol y extiende sus ataques a Kiev y Lviv

La situación es “muy difícil” en la ciudad portuaria, admite el presidente ucranio, Volodímir Zelenski. Las tropas rusas han anunciado su intención de cerrar definitivamente la entrada y la salida de la localidad

Foto: Alkis Konstantinidis | Vídeo: Reuters

Las fuerzas rusas han intensificado este sábado su ofensiva sobre la asediada Mariupol, cuya caída parece próxima, y extendido sus bombardeos a ciudades que llevaban varios días sin sufrirlas, como Kiev y Lviv, aparentemente en respuesta a su mayor revés militar en las siete semanas de ofensiva contra Ucrania: el hundimiento del Moskva (Moscú), su buque insignia en el mar Negro.

“La situación es muy difícil en Mariupol”, ha admitido el presidente ucranio, Volodímir Zelenski, en una entrevista con medios nacionales. “Nuestro ejército está bloqueado, los heridos están bloqueados. Hay una crisis humanitaria, no hay comida, ni agua, ni medicinas. Sin embargo, los muchachos se están defendiendo”, ha añadido. La ONU ha corroborado el desastre humanitario al advertir de que más de 100.000 civiles en Mariupol “se están muriendo de hambre”, según las palabras del director del Programa Mundial de Alimentos de la organización, David Beasley. “Necesitan desesperadamente alimentos, agua y calefacción”, ha dicho Beasley, que también ha confirmado que “las fuerzas rusas que controlan el acceso a la ciudad no han permitido la entrada de ayuda, a pesar de que hemos exigido el acceso”.

Movimientos

rusos

Zona recuperada

por Ucrania

Controlada

por los rusos

Control

ruso

Ciudad

cercada

Bombardeo reciente

Combate

reciente

BIELORRUSIA

Kursk

RUSIA

Chernihiv

Sumi

Irpin

Brovari

Belgorod

Yitómir

Kiev

Járkov

Lviv

UCRANIA

Sloviansk

Dnipró

Popasna

DONBÁS

Zaporiyia

Donetsk

Mikolaiv

MOLD.

Melitopol

Odesa

Mariupol

Jersón

RUMANIA

Berdiansk

Mar de Azov

CRIMEA

Anexionada por

Rusia en 2014

250 km

Mar Negro

Nota: ¿Qué es control? Mantener influencia física sobre un área para evitar su uso por el enemigo. Puede lograrse ocupándola o dominándola con armas. No implica gobernanza ni legitimidad. Fuentes: Institute for the Study of War y American Enterprise Institute’s Critical Threats Project (para avances y zonas controladas); Inteligencia del Reino Unido (ciudades cercadas); EL PAÍS y otras fuentes (combates y bombardeos).

Zona recuperada por Ucrania

Movimientos rusos

Control ruso

Ciudad cercada

Controlada

por los rusos

Combate

reciente

Bombardeo

reciente

BIELORRUSIA

Kursk

RUSIA

Chernihiv

Sumi

Irpin

Brovari

Belgorod

Yitómir

Kiev

Járkov

Lviv

UCRANIA

Sloviansk

Dnipró

Popasna

DONBÁS

Zaporiyia

Donetsk

Mikolaiv

MOLD.

Melitopol

Odesa

Mariupol

Jersón

RUMANIA

Berdiansk

Mar de Azov

CRIMEA

Anexionada por

Rusia en 2014

250 km

Mar Negro

Nota: ¿Qué es control? Mantener influencia física sobre un área para evitar su uso por el enemigo. Puede lograrse ocupándola o dominándola con armas. No implica gobernanza ni legitimidad. Fuentes: Institute for the Study of War y American Enterprise Institute’s Critical Threats Project (para avances y zonas controladas); Inteligencia del Reino Unido (ciudades cercadas); EL PAÍS y otras fuentes (combates y bombardeos).

Movimientos rusos

Zona recuperada por Ucrania

Control ruso

Ciudad cercada

Controlada por los rusos

Combate reciente

Bombardeo reciente

BIELORRUSIA

Kursk

RUSIA

Chernihiv

Sumi

Irpin

Brovari

Belgorod

Makariv

Yitómir

Kiev

Járkov

Lviv

UCRANIA

Sloviansk

Dnipró

Popasna

Lugansk

DONBÁS

Krivói Rog

Zaporiyia

Donetsk

Central nuclear

Mikolaiv

MOLD.

Melitopol

Odesa

Mariupol

Jersón

RUMANIA

Berdiansk

Mar de Azov

CRIMEA

Anexionada por

Rusia en 2014

250 km

Mar Negro

Nota: ¿Qué es control? Mantener influencia física sobre un área para evitar su uso por el enemigo. Puede lograrse ocupándola o dominándola con armas. No implica gobernanza ni legitimidad. Fuentes: Institute for the Study of War y American Enterprise Institute’s Critical Threats Project (para avances y zonas controladas); Inteligencia del Reino Unido (ciudades cercadas); EL PAÍS y otras fuentes (combates y bombardeos).

Dos elementos apuntan al avance ruso en Mariupol. Por una parte, el bloqueo de las negociaciones sobre la ciudad, que ha sufrido una gran destrucción. Según Zelenski, Moscú solo exige la rendición e impide la evacuación de civiles. “Honestamente, no confiamos en los negociadores sobre Mariupol. Acordamos que hubiese corredores humanitarios. Queremos sacar a los heridos, nuestras mujeres y niños, pero Rusia lo ha rechazado”, ha indicado.

El otro factor es la sucesiva pérdida ucrania de partes clave de la ciudad, fundamental en la estrategia rusa por su ubicación a orillas del mar Negro, en el sudeste del país. Tras la toma en las últimas semanas del aeropuerto y edificios municipales, la lucha se viene centrando estos días en el puerto y la fábrica siderúrgica Ilich. Periodistas de la agencia Reuters en zonas de la localidad controladas por Rusia no encontraron en la fábrica señales de resistencia ucrania. Solo ruinas de acero retorcido y hormigón estallado, y cuerpos sin vida de civiles en las calles aledañas.

El asesor del alcalde de la ciudad de Mariupol, Petro Andriushchenko, ha comunicado además a través de su canal de Telegram que las tropas rusas han anunciado su intención de cerrar definitivamente la entrada y la salida de la ciudad y prohibir la circulación entre distritos durante al menos una semana. El viernes, el portavoz del Ministerio de Defensa ucranio, Oleksandr Motuzianik, aseguró que las unidades rusas habían lanzado operaciones de asalto y empleado por primera vez bombarderos de larga distancia Tu-22H3.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El hundimiento, el pasado jueves, del buque Moskva ha llevado a Moscú a ampliar el alcance de sus ataques, aunque se limite a decir que la embarcación sufrió un incendio que hizo estallar la munición y luego se hundió al ser remolcado en aguas agitadas. Estados Unidos lo atribuye a dos misiles Neptún, de fabricación ucrania. “Sabemos que ya no existe. Para nosotros, es un arma potente contra nuestro país, así que su hundimiento no es una tragedia para nosotros […]. Sobre lo que le pasó, la historia dirá”, ha señalado crípticamente Zelenski en una entrevista con la cadena CNN.

Desde ese día han regresado a la capital, Kiev, los bombardeos y el sonido de las alarmas antiaéreas. Este sábado, una persona ha muerto y varias han resultado heridas en un ataque de madrugada en el distrito de Darnitskii, en las afueras de la ciudad, ha confirmado el alcalde, Vitali Klitschko, en su canal de Telegram. El bombardeo ha destruido varios edificios de una planta de producción de vehículos acorazados, ha informado la agencia rusa Interfax citando al Ministerio de Defensa ruso, que precisa que se emplearon armas de largo alcance y alta precisión.

Las sirenas se han podido oír en la urbe en varias ocasiones entre la noche del jueves, el día del hundimiento de la embarcación, y la tarde de este sábado. El alcalde ha pedido a la población que no las ignore. “Kiev era y es aún un objetivo del agresor”, ha remarcado Klitschko, al tiempo que ha instado a los ciudadanos que huyeron al comenzar la guerra que no regresen. “Les pido que se abstengan de volver y se queden en lugares más seguros”, ha afirmado.

En la capital, ya en la madrugada del viernes se registraron en las afueras las explosiones más importantes desde que las tropas rusas se retiraran de la zona hace 15 días. El bombardeo, con misiles de crucero, destruyó una fábrica a las afueras de Kiev en la que, según el Ministerio de Defensa ruso, se fabricaban y reparaban misiles, algunos de ellos antibuque.

Además, la Fuerza Aérea ucrania ha interceptado este sábado cuatro misiles de crucero lanzados por cazas rusos sobre la zona de Lviv, en el oeste del país, ha señalado el responsable de la Administración Militar Regional, Maksym Kozytskyi. La ciudad, en la que viven numerosos desplazados de zonas más castigadas de Ucrania, llevaba días de relativa tranquilidad.

La ofensiva también continúa en el sur y el este. En Járkov, la segunda ciudad del país, ocho personas han muerto en dos bombardeos, el viernes y el sábado, según las autoridades municipales. En Mikolaiv ha sido atacado un taller militar, según la agencia rusa Interfax, mientras que en Lugansk y Poltava al menos dos personas han perdido la vida y otras cuatro han resultado heridas.

Moscú, que afirma que su principal objetivo es la toma total de la región de Donbás, ha mandado una nueva columna de miles de tropas hacia el este para emprender lo que Ucrania anticipa que será un ataque a gran escala. Su inicio “será cuestión de días y no semanas”, aseguró este viernes el gobernador regional de Donetsk, Pavlo Kirilenko. Las autoridades locales han hecho un llamamiento a la población para que abandone sus ciudades lo antes posible. “Hemos visto que las tropas se han reagrupado en la zona oriental y que se están produciendo ataques”, aseguró. El portavoz del Ministerio de Defensa ucranio señaló, además, que las Fuerzas Armadas rusas están volcando sus esfuerzos en tomar otras dos ciudades del este del país: Popásnaia y Rubázhnoie, en la provincia separatista prorrusa de Lugansk.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Antonio Pita (Enviado Especial)

Redactor de la sección de Internacional y responsable de la cobertura de varios países de los Balcanes. Ejerció nueve años como corresponsal en Rabat, París y Jerusalén, principalmente con la Agencia Efe. Es licenciado en Periodismo y Máster de Relaciones Internacionales y Comunicación por la Universidad Complutense de Madrid

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS