Un avión se estrella en China con 132 personas a bordo

El vuelo MU5735 cayó sobre una zona montañosa en la región de Guanxi cuando cubría la ruta entre Kunming, en el suroeste, y Cantón, en el sudeste

Restos del vuelo MU5735 de China Eastern después de que se estrellara en la montaña en el condado de Tengxian, en la región autónoma de Guangxi.
Restos del vuelo MU5735 de China Eastern después de que se estrellara en la montaña en el condado de Tengxian, en la región autónoma de Guangxi.AP

Un avión de la línea aérea China Eastern se ha estrellado este lunes en la región de Guangxi, en el sur de China, con 132 personas a bordo cuando cubría la ruta entre las ciudades de Kunming, en el suroeste, y Cantón, en el sudeste del país, según ha confirmado la Administración de Aviación Civil de China (CAAC). Los equipos que han conseguido llegar al lugar del siniestro, en una remota zona montañosa en las cercanías de la localidad de Wuzhou, no han detectado señales de vida, según medios chinos, en lo que se teme que podría ser el peor accidente aéreo en décadas en territorio de la China continental. China Eastern ha confirmado que hay víctimas en un comunicado a la Bolsa de Shanghái, donde cotiza, al indicar. “Expresamos nuestro más sentido pésame por los pasajeros y miembros de la tripulación que fallecieron en el accidente”.

Hasta el momento se desconoce la causa del siniestro, ocurrido apenas tres minutos después de que el avión, en mitad de su ruta, comenzara a perder altura de modo súbito y con enorme rapidez: casi tres kilómetros por minuto. El Boeing 737-800 se precipitó sobre las montañas de la zona de Wuzhou, en Guangxi, en lo que según vídeos que han mostrado medios chinos parece haber sido una caída en picado. El impacto desató un incendio en la zona del siniestro, extinguido posteriormente por los equipos de emergencias.

Según la CAAC, en el aparato accidentado viajaban 123 pasajeros y nueve tripulantes. El vuelo partió de la ciudad suroccidental de Kunming a las 13.11 (hora local, siete horas menos en la España peninsular), de acuerdo con los datos de la web de monitoreo aéreo FlightRadar24, que indica que el Boeing 737 tenía seis años y medio de antigüedad.

Aunque China Eastern, cuya página web ha pasado a mostrarse en blanco y negro en señal de duelo, no ha especificado el número de víctimas mortales, sí ha precisado, según indica la televisión estatal CCTV, que no figuraban ciudadanos extranjeros a bordo. La aerolínea ha abierto una línea telefónica para la atención a los familiares de los viajeros, y ha enviado un equipo al lugar del accidente.

Imagen de vídeo de los servicios de emergencia desplegados tras el siniestro de un avión de China Eastern, este lunes cerca de Wuzhou.
Imagen de vídeo de los servicios de emergencia desplegados tras el siniestro de un avión de China Eastern, este lunes cerca de Wuzhou.STR (AFP)

Según los datos de FlightRadar24, el avión viajaba a las 14.19 a una altitud de 29.100 pies (8.870 metros) y a una velocidad de 457 kilómetros por hora en superficie terrestre. A unos 55 kilómetros al oeste de Wuzhou comenzó a bajar. El último punto de contacto de la aeronave se situó a las 14.22 a unos 25 kilómetros al suroeste de Wuzhou, a una altitud de 3.225 pies (989 metros) y velocidad en superficie terrestre de 376 kilómetros por hora.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Ello supondría que en apenas tres minutos el aparato descendió en picado casi 8.000 metros antes de que se perdiera todo contacto con él. Debía aterrizar en Guangzhou, en la costa este, a las 15.05.

Las tareas de rescate se ven dificultadas por lo accidentado del terreno, de difícil acceso. “Hemos enviado 25 coches de bomberos y 117 trabajadores, pero el lugar es demasiado remoto en las montañas y los coches no pueden llegar, los bomberos han tenido que acercarse a pie”, ha indicado un mando de los equipos de rescate al periódico chino Global Times.

El presidente chino, Xi Jinping, se ha declarado “conmocionado” tras conocer la noticia del accidente, y ha dado órdenes de que se empleen todos los esfuerzos posibles en las tareas de rescate, que se “determinen lo más rápidamente posible” las causas del desastre y que se refuercen las inspecciones de seguridad para identificar posibles riesgos potenciales en el sector de la aviación civil, según informó la televisión estatal china. China Eastern ha ordenado la inmovilización de sus Boeing 737-800 mientras se desarrolla la investigación sobre la caída.

El accidente aéreo de este lunes es el primero de gran calado en casi 12 años en suelo de la China continental, cuyas líneas aéreas se han sometido a un intenso proceso de modernización, incluida la adquisición de flotas de aviones nuevos. El último gran siniestro se había producido en la provincia de Heilongjiang, en el noreste, el 24 de agosto de 2010, cuando un avión de las líneas Henan Airlines cayó en un incidente en el que murieron 44 de las 96 personas que viajaban a bordo. El peor accidente de la historia aérea de China se remonta a 1994, cuando se estrelló un Tupolev 154 que volaba de Xian a Cantón, sin supervivientes entre sus 160 ocupantes.

Los accidentes de avión durante la fase de vuelo a altura de crucero son relativamente raros, pese a que esa fase suele ocupar la mayor parte del vuelo. Boeing dijo el año pasado que solo el 13% de los accidentes de aviones comerciales entre 2011 y 2020 ocurrieron en esa parte de las rutas, mientras que el 28% tuvieron lugar en el descenso y el 26% en el aterrizaje, informa la agencia Reuters. Los datos meteorológicos de la zona indican que en el momento del siniestro la visibilidad era buena, con nubosidad solo parcial.

El Boeing 737-800 es el modelo predecesor del 737-Maxx, y a diferencia de su sucesor, cuenta con un buen historial de seguridad. El Maxx estuvo vetado durante cerca de tres años para volar en China después de sendos accidentes de ese modelo en Etiopía e Indonesia.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Macarena Vidal Liy

Es la corresponsal de EL PAÍS en Asia. Previamente trabajó en la agencia EFE, donde ha sido delegada en Pekín, corresponsal ante la Casa Blanca y en el Reino Unido. También ha cubierto conflictos en Bosnia-Herzegovina y Oriente Medio como enviada especial. Es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS