Vídeo | Una semana de asedio sobre Mariupol, la ‘capital del acero’ de Ucrania

La ciudad portuaria, situada a medio camino entre el Dombás y la Peninsula de Crimea, es una de las áreas que ha recibido más ataques desde que comenzó la invasión

Varios sanitarios trasladan en ambulancia a una persona herida por los bombardeos en Mariupol, el sábado.Foto: AP | Vídeo: EPV

El miedo a la guerra ha sido una constante en Mariupol desde 2014, cuando Rusia ocupó la península de Crimea. Entonces ya hubo ataques en esta ciudad portuaria, que forma parte de un imaginario corredor que iría desde la zona del Donbás hasta el territorio invadido por Rusia. La ciudad es conocida como la ‘capital de acero’ en Ucrania porque su actividad económica está centrada en su extracción y comercialización a través del puerto en el Mar de Azov.

El 24 de febrero, el día que comenzó el ataque ruso, la ciudad se quedó desierta. En el vídeo que acompaña a esta noticia se pueden ver las calles vacías, las casas cerradas, la gente escondida. Los vecinos llevan años preparándose para este momento. Tanques y soldados patrullaban unas calles casi desiertas. Allí pudimos ver las primeras imágenes del estallido de la violencia. Una columna de fuego y humo saliendo de las instalaciones del aeropuerto. Una semana después, las imágenes de destrucción se han trasladado ya a los barrios residenciales. El Ejército ruso ha arrasado desde su entrada en la ciudad infraestructuras básicas para la población, según denuncian los ucranianos. La propia Rusia ha advertido de que se enfrenta a una catástrofe humanitaria inminente, pero el país invasor culpa de ello a Ucrania, el país invadido.

Este sábado, el anuncio de ruso de que podría abrir un corredor humanitario para la evacuación de la población civil, puede ser el presagio de un ataque masivo sobre Mariupol. El control de la ciudad, además de conectar Crimea con las provincias del este del país, dejará a Ucrania sin acceso al mar de Azov.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS