Una ONG denuncia a Francia y el Reino Unido por la muerte de 27 migrantes en el canal de la Mancha

Utopia 56 acusa de “homicidio involuntario” a las autoridades costeras galas y británicas tras el naufragio de hace un mes

Agentes franceses patrullaban este lunes una playa frente a la costa británica para impedir la salida al mar de migrantes.
Agentes franceses patrullaban este lunes una playa frente a la costa británica para impedir la salida al mar de migrantes.FRANCOIS LO PRESTI (AFP)

La ONG francesa Utopia 56 ha presentado una denuncia por “homicidio involuntario” y “omisión de socorro” contra los responsables de la seguridad costera en Francia y Reino Unido tras la muerte de al menos 27 migrantes en el canal de la Mancha el mes pasado, el peor naufragio en años en esta zona. En una muestra de la complejidad del conflicto migratorio en esta región, que ha provocado un duro enfrentamiento entre los gobiernos de París y Londres, en el mismo día en que la asociación anunciaba su acción judicial en París, en Calais, epicentro del drama migratorio-político, se conocía la muerte de un adolescente sudanés que había intentado subirse a un camión para atravesar el Eurotúnel y la de un camionero portugués fallecido de un paro cardiaco, presuntamente tras un altercado con otros migrantes que querían abordar su vehículo.

La demanda de Utopia 56, una de las asociaciones de ayuda a migrantes más activas de la zona de Calais, está dirigida contra el prefecto marítimo de la Mancha y el Mar del Norte, Philippe Dutrieux, y Marc Bonnafous, director regional de la guardia costera, así como contra Claire Hughes, jefa de la salvaguarda marina británica y “contra todo otro autor, coautor o cómplice que la investigación determine”, ha explicado la ONG en un comunicado este lunes. La denuncia, presentada el viernes ante la fiscalía del tribunal judicial de París, busca aclarar qué pasó en las horas antes de que un barco pesquero alertara, pasado el mediodía del 24 de noviembre, de que había visto cuerpos flotando en las aguas del canal y si los servicios de salvamento pudieron haber actuado antes de lo que lo hicieron. Según “los testimonios de las dos personas salvadas, de personas cercanas a los fallecidos y de otros que consiguieron realizar la travesía ese mismo día, se realizaron llamadas de socorro a los servicios de salvamento francés e inglés antes del descubrimiento de los cuerpos, [pero] no se les proporcionó ninguna ayuda inmediata”, señala Utopia 56.

Los migrantes “intentaron, a partir de las 02.30-02.40 de la madrugada, contactar con los servicios de salvamento francés y británico”, ha explicado este lunes el abogado de la ONG, Emmanuel Daoud, en la emisora Franceinfo. “También llamaron a sus familiares para decirles que estaban perdidos, que su barca se estaba hundiendo. Lo que llama la atención es que pasó un tiempo infinito, ya que el pesquero halló los primeros cuerpos a partir de las 14.00, y fue en ese momento en que se registró oficialmente el rescate. Habrá que saber, y espero que la justicia así lo haga, si esas llamadas fueron tratadas o no de manera coordinada, respetando las leyes en vigor”, ha agregado. Y ha indicado que no sería la primera vez que los servicios británico y francés de salvamento “se pasan la pelota” en un intento de derivar responsabilidades.

En los pasados días se ha completado la identificación de las víctimas del 24 de noviembre. Según la Fiscalía de París, se trata de 16 kurdoiraquíes, entre ellos una niña de 7 años, un adolescente de 16 y cuatro mujeres de entre 22 y 46 años; así como un kurdoiraní de 23 años, tres etíopes, una somalí, cuatro afganos, un egipcio y un vietnamita. Solo dos de los pasajeros lograron sobrevivir. Se trata de un somalí y otro hombre kurdoiraquí. Este último asegura que a bordo del bote naufragado había 33 personas, pero solo se han hallado 27 cuerpos, además de los dos rescatados.

Este naufragio, que ha provocado un nuevo enfrentamiento entre París y Londres, supuso la peor catástrofe de este tipo en el canal de la Mancha, una zona donde las travesías marítimas en embarcaciones precarias se han disparado —más de 30.000 este 2021, frente a 9.551 en 2020— debido al incremento de la seguridad a partir de 2018 en el Eurotúnel y los accesos por carretera a Calais que han dificultado enormemente las hasta entonces tradicionales rutas terrestres de migración irregular. Aun así, estas no han cesado del todo, como demuestran dos incidentes registrados en las últimas horas.

Un sudanés de 16 años ha fallecido a primera hora de este lunes al intentar abordar un camión cerca de Calais para llegar de forma clandestina hasta Inglaterra. El joven logró subirse al vehículo, pero cuando el conductor, un hombre de Europa del Este, arrancó, el chico cayó del remolque. El adolescente ha fallecido cuando estaba siendo trasladado a un hospital, según la Agencia France Presse. En un suceso diferente, un camionero portugués de 48 años también ha muerto tras un presunto altercado con un grupo de migrantes que intentó subirse a su vehículo y que le habrían propinado al menos un puñetazo en la cara, aunque no está claro que esta agresión sea la causa de la muerte, producida por un paro cardiorrespiratorio. Aun así, la fiscalía local investiga el incidente, que se produjo en un área de descanso de la autopista A16, unos 27 kilómetros al sur de Calais.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Mientras tanto, el Ejército francés seguía investigando este lunes un incidente sucedido en Calais el domingo, cuando un vehículo militar todoterreno de la operación antiterrorista Vigipirate efectuó varias maniobras de derrape circulando marcha atrás en un solar rodeado por tiendas de migrantes irregulares antes de quedar semi hundido en un charco, del que solo pudo salir con la ayuda de otro vehículo militar venido en su rescate y con el apoyo de varios migrantes, como demuestran las imágenes de un fotoperiodista que grabó el incidente. Nada más conocerlo, el Estado Mayor de los Ejércitos condenó “firmemente” el comportamiento “totalmente inapropiado” del conductor y prometió imponer las “sanciones apropiadas” una vez se aclaren responsabilidades.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Silvia Ayuso

Corresponsal en París. Previamente formó parte del equipo de EL PAÍS en Washington. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera en la agencia Efe y posteriormente en la alemana Dpa, para la que también fue corresponsal en Santiago de Chile, La Habana y Washington.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS