Francia y Reino Unido mantienen sus “diferencias” sobre la pesca pero acuerdan seguir hablando

La reunión entre los representantes francés y británico se salda sin avances a la espera de una nueva cita la próxima semana

El ministro del Brexit, David Frost, y el secretario de Estado  francés para Asuntos Europeos, Clement Beaune, en su encuentro en parís.
El ministro del Brexit, David Frost, y el secretario de Estado francés para Asuntos Europeos, Clement Beaune, en su encuentro en parís.FRENCH FOREIGN MINISTRY (Reuters)

Francia y Reino Unido deberán seguir negociando para solventar la crisis política provocada por las licencias para pescar que reclama Francia. “No hemos resuelto la cuestión de las licencias”, ha reconocido el secretario de Estado francés para Asuntos Europeos, Clément Beaune, tras recibir al ministro británico negociador con la Unión Europea, David Frost. Ambas partes han decidido continuar el diálogo la semana que viene, destacó Londres. Entretanto, la amenaza francesa de imponer “represalias” a Londres sigue paralizada, pero no anulada, advierte París.

En su reunión en el Quai d’Orsay, la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia, Beaune y Frost hablaron sobre “el abanico de dificultades que surge de la implementación de los acuerdos entre Reino Unido y la UE”, según un portavoz del Gobierno británico en un comunicado. “Ambas partes presentaron sus posiciones y preocupaciones”, señaló, indicando que las reuniones continuarán la semana que viene.

La versión francesa es más sobria aún. Aunque la discusión con Frost ha sido “útil y positiva” y “ha permitido retomar el diálogo”, todavía “sigue habiendo mucho trabajo por hacer y las diferencias de posiciones son importantes”, dijo Beaune a periodistas tras el encuentro, según la Agencia France Presse.

Pese a todo, el hombre de confianza del presidente Emmanuel Macron y quien la semana pasada irritó a Londres asegurando que el Gobierno de Boris Johnson solo entiende el “lenguaje de la fuerza”, aseguró que París sigue dispuesto a “dar una oportunidad” al diálogo “incluso si todas las opciones siguen abiertas y todas las opciones son posibles”, advirtió. “Lo que demandamos es la aplicación del acuerdo, no son exigencias nuevas”, insistió Beaune. “Mientras el diálogo parezca posible y continúe, le daremos una oportunidad sin ingenuidad, con exigencia. Si el diálogo fracasa, sacaremos conclusiones”, acotó en declaraciones a France Télévisions. Francia mantiene sobre el tema de las licencias una “esperanza razonable”, dijo.

Mientras que Londres insiste en que se han emitido ya el 96% de las licencias de pesca para faenar en aguas británicas del canal de La Mancha, París afirma que muchos de sus pescadores no han recibido aún el permiso que se lleva negociando desde hace 10 meses. Hace justo una semana, Francia amenazó con prohibir a partir del 2 de noviembre que los pesqueros británicos puedan desembarcar su carga en los puertos franceses designados, y con incrementar significativamente sus controles aduaneros y de seguridad a productos británicos, además de “reforzar” los controles de camiones en dirección a o procedentes del Reino Unido, si los británicos no emitían de una vez las licencias. A más largo plazo, Francia amenazó incluso con “revisar el suministro energético” de las islas anglo-normandas, que depende de proveedores franceses, si Londres no cumple con su parte del pacto pos-Brexit.

Tras una escalada de declaraciones —y un encuentro en privado, pero poco productivo en Roma, en el marco del G-20, entre Macron y Johnson—, el presidente francés ordenó el lunes desde Glasgow, donde se volvió a cruzar con Johnson en la cumbre de la COP26, paralizar la para entonces inminente entrada en vigor de las sanciones. La cita clave que se fijó en ese momento de desescalada fue la de este jueves en París, que sin embargo ha desembocado en un nuevo calendario de encuentros cuyos detalles aún no se han revelado. Frost tiene previsto viajar este viernes a Bruselas, donde tenía fijada aún desde antes de que estallara la crisis con París una reunión con el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La decisión de liberar el pesquero británico detenido también hace una semana por faenar sin licencia en aguas francesas podría también ayudar a bajar la tensión. Según AFP, el barco Cornelis Gert Jan, que permaneció inmovilizado una semana en el puerto de Le Havre, recibió la noche del miércoles permiso para partir sin necesitar de depositar una fianza, aunque su capitán sigue afrontando cargos por pescar dos toneladas de vieiras en aguas francesas sin permiso, según las autoridades de este país.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Silvia Ayuso

Corresponsal en París. Previamente formó parte del equipo de EL PAÍS en Washington. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera en la agencia Efe y posteriormente en la alemana Dpa, para la que también fue corresponsal en Santiago de Chile, La Habana y Washington.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS