Capturado Otoniel, líder de la mayor banda de narcotráfico de Colombia

Dairo Antonio Úsuga era uno de los criminales más buscados del Clan del Golfo. Fue detenido en Necoclí, en la costa de Antioquia

Otoniel, en el centro, sonríe para una fotografía con militares colombianos en el interior de un helicóptero tras ser capturado.
Otoniel, en el centro, sonríe para una fotografía con militares colombianos en el interior de un helicóptero tras ser capturado.Ministerio de Defensa de Colombia

Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel, uno de los narcotraficantes más buscados de Colombia, ha sido capturado en una operación conjunta entre el Ejército y la policía en lo que puede ser uno de los golpes más importantes a la estructura criminal que lidera, el Clan del Golfo. Así lo han confirmado este sábado el presidente Iván Duque. “Alias Otoniel no solo estaba en el cartel de los más buscados por narcotráfico y reclutamiento, también por abuso de menores”, dijo el mandatario, que celebró la denominada Operación Osiris.

Úsuga, de 49 años era el líder de El Clan del Golfo, que también se autodefine como Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), una banda que surgió luego de la desmovilización de los grupos paramilitares en 2006, bajo el Gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010). El grupo narcotraficante tendría 3.000 miembros y operaciones en más de 250 municipios de los 1.122 que conforman el país.

En rueda de prensa, el ministro de Defensa, Diego Molano, dijo que el Clan del Golfo se había convertido en la mayor amenaza para el país, no solo por la cantidad de exportaciones de droga, sino también porque operaba como un “regulador del microtráfico”, que había generado disputas entre grupos y masacres recientes. El comandante de las Fuerzas Militares, general Fernando Navarro, narró algunos detalles y dijo que Otoniel estaba rodeado desde el viernes, pero la captura se dio la tarde del sábado.

El Gobierno colombiano ofrecía una recompensa de 3.000 millones de pesos y el estadounidense, hasta cinco millones de dólares, por información que llevara a su captura. Imágenes difundidas por la prensa local lo muestran rodeado de militares y en aparente tranquilidad. Fue trasladado a Medellín, donde se pudo oír el ruido de los helicópteros, que han mantenido en alerta a los ciudadanos, durante toda la mañana.

‘Otoniel’ es custodiado tras su captura.
‘Otoniel’ es custodiado tras su captura.HANDOUT (AFP)

Úsuga buscaba con insistencia algún tipo de proceso de sometimiento a la justicia, similar al proceso de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC. En su momento, el entonces presidente Juan Manuel Santos fue enfático en el rechazo a esa propuesta: “No hay ninguna posibilidad porque son delincuentes y narcotraficantes”, dijo.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Ariel Ávila, analista de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares) y columnista de este diario, afirma que la captura puede ser producto de dos escenarios: “Guerra interna y disputa; o cooptación de otro grupo”. Las autoridades vinculan a Úsuga a la producción y tráfico de cocaína, pero también a la minería ilegal, y al menos a un centenar de crímenes, entre secuestros y masacres. En marzo pasado, la Fiscalía decomisó 51 kilos de cocaína que pertenecían a su grupo.

“Otoniel tendrá que rendir cuentas ante la justicia por los cientos de crímenes cometidos bajo su mando. Las víctimas merecen justicia”, dijo a través de Twitter, José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch para las Américas, al tiempo que felicitó a Duque por la operación.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Sobre la firma

Catalina Oquendo

Corresponsal de EL PAÍS en Colombia. Periodista y librohólica hasta los tuétanos. Comunicadora de la Universidad Pontificia Bolivariana y Magister en Relaciones Internacionales de Flacso. Ha recibido el Premio Gabo 2018, con el trabajo colectivo Venezuela a la fuga, y otros reconocimientos. Coautora del Periodismo para cambiar el Chip de la guerra.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS