Joe Biden: “No vamos a perdonar ni olvidar. Perseguiremos a los terroristas y les haremos pagar por esto”

El presidente de EE UU pide al Pentágono planes de contingencia para atacar al ISIS en represalia por el doble atentado de Kabul

El presidente de EE UU, Joe Biden, lee una lista de preguntas durante una comparecencia ante la prensa sobre la cuestión afgana celebrada, este jueves, en la Casa Blanca. En vídeo, sus declaraciones.JONATHAN ERNST / REUTERS

El presidente de EE UU, Joe Biden, ha calificado este jueves de “héroes” a los 13 soldados estadounidenses que perdieron la vida en el doble atentado suicida perpetrado hoy por el Estado Islámico en torno al aeropuerto de Kabul. “Héroes comprometidos en una misión que salva vidas, como las de las más de 100.000 personas, entre ciudadanos estadounidenses y afganos, que han sido evacuadas en los últimos 11 días” de Afganistán, señaló, resaltando el buen ritmo de la repatriación. “Quienes han perpetrado este atentado y cualquiera que desee el mal a Estados Unidos, deben saber esto: no vamos a perdonar ni olvidar. Vamos a perseguiros y a haceros pagar por esto”, prometió con la voz quebrada por la emoción, un tono que recorrió buena parte de su discurso.

Más información
Un doble atentado del ISIS provoca una matanza en la evacuación de Kabu
ISIS-K, el enemigo número uno de los talibanes
La multitud que desafiaba el riesgo de ataques

El veterano demócrata recordó los riesgos de la operación, como ha venido haciendo las últimas semanas. “Éramos conscientes de que esta era una misión extremadamente peligrosa. En las últimas semanas, fuimos advertidos repetidamente de las amenazas [de ataque] por parte del Estado Islámico-Khorasan”, o ISIS-K en sus siglas inglesas, la rama local de la organización yihadista, responsable de algunos de los peores atentados en Afganistán.

El mandatario confirmó lo adelantado desde el Pentágono por el jefe del Estado Mayor, general Kenneth McKenzie: que el operativo de evacuación, que está previsto concluya el próximo martes, se completará sin plantearse siquiera la opción de adelantar su cierre. “Podemos y debemos completar esta misión, y lo haremos”, sentenció. “Eso es lo que he ordenado, en contacto con los mandos sobre el terreno, con nuestros oficiales en Kabul, Doha o el Pentágono. No nos vamos a dejar intimidar por los terroristas, continuaremos hasta el final”.

“Vamos a concluir nuestra misión”, añadió, “y continuaremos después de que nuestras tropas se hayan retirado [el 31 de agosto], para buscar medios para dar hasta con el último estadounidense que quiera salir de Afganistán”, dijo, sobre la ayuda que EE UU pretende seguir prestando a los ciudadanos que aún permanecen en el país. Eso no significa que se replantee la retirada. “¿Se mantiene en su decisión de retirar las tropas?”, lo interrogó un periodista en el turno de preguntas. “Sí”, contestó Biden, pese al golpe que supone encajar el atentado más mortífero contra las tropas de EE UU en Afganistán en la última década, de las dos que ha durado la intervención aliada. “Soy el responsable fundamental de todo lo que ha sucedido últimamente”, contestó a otra cuestión relativa a las críticas por la retirada.

Biden también reveló que ha pedido a los jefes de las Fuerzas Armadas que elaboren diferentes planes de contingencia para atacar al ISIS en represalia por el atentado de este jueves. En su discurso a la nación, el enésimo desde la toma de Kabul por los talibanes el pasado 15 de agosto, Biden aseguró que la preparación de esos operativos permitirá implementarlos en el momento que el Pentágono considere adecuado. “EE UU responderá con fuerza y precisión en el momento preciso, en el lugar que elijamos, en el momento que elijamos”, advirtió.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Biden se mostró empático, humano, no solo como inquilino de la Casa Blanca o como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas estadounidenses; también como el padre de un soldado que sirvió en Irak, su idolatrado hijo Beau, muerto después a consecuencia de un tumor cerebral, al que citó expresamente en el discurso. También invitó a los periodistas presentes -cuya lista de intervenciones en el turno de preguntas, pactada previamente, blandió desde el estrado- a guardar “un momento de silencio” por los caídos. El presidente ha ordenado que la bandera ondee a media asta en todos los edificios oficiales hasta el atardecer del próximo lunes.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS