Más de 500 académicos instan al régimen de Ortega a cesar la represión y liberar a los presos políticos

Una carta abierta llama a la comunidad internacional a presionar al Gobierno de Nicaragua para que rectifique y permita elecciones libres y justas

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, junto a su esposa, Rosario Murillo.
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, junto a su esposa, Rosario Murillo.Alfredo Zuniga / AP

Más de 500 académicos, investigadores y politólogos de América Latina, Estados Unidos y Europa instan al régimen de Daniel Ortega a cesar la represión contra los opositores y liberar a los presos políticos. En una carta abierta, llaman a la comunidad internacional a “presionar al Gobierno nicaragüense para que revoque las leyes que restringen las libertades civiles y permita elecciones verdaderamente libres y justas en noviembre”. Los comicios, ya convertidos en una convocatoria sin credibilidad tras las detenciones de los adversarios de Ortega, han acelerado la deriva del aparato sandinista y es imperativo, señala el escrito, que las autoridades rectifiquen.

“La violenta represión gubernamental de las manifestaciones populares después de abril del 2018 dejó al menos 300 muertos y miles de heridos. Muchas más personas fueron encarceladas o forzadas al exilio, cifras y abusos confirmados por la Comisión Interamericano de Derechos Humanos (CIDH), la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y otros expertos independientes. Desde 2018, el Gobierno del presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo ha resistido cualquier llamamiento para realizar elecciones adelantadas o implementar reformas democratizadoras”, lamenta la carta.

Más información

La policía nicaragüense detuvo en los últimos días a “cuatro de los precandidatos presidenciales más visibles de la oposición—Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, y Juan Sebastián Chamorro—así como miembros de sus equipos y familias, y también han sido detenidos líderes del sector empresarial y de la sociedad civil, incluidos el expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) José Adán Aguerri, la activista Violeta Granera, y el exministro y economista José Pallais”.

El régimen también persigue a otros activistas y a la prensa libre. Con estas premisas, los firmantes exigen al Gobierno “que cese esta represión, libere a todos los prisioneros políticos y trabaje con la oposición para comprometerse a organizar elecciones libres y justas”. El documento llama además, si Ortega se niega a ceder, a los países democráticos, los organismos multilaterales y las organizaciones internacionales a “colaborar para aumentar la presión diplomática, siempre tomando precauciones para evitar impactos colaterales sobre el pueblo nicaragüense que lleva varios años de dificultades económicas”. “Todos los nicaragüenses merecen la posibilidad de determinar quién los gobierna y merecen vivir sin temor al Estado. En un momento en que las libertades políticas están amenazadas en todas las Américas, es fundamental apoyar a los nicaragüenses que luchan por la democracia y garantizar que la represión del Gobierno Ortega-Murillo no sea vista como un ejemplo a seguir por otros mandatorios, ni una advertencia para los disidentes en otras partes de la región”, concluye la carta.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50