Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irán enviará a Kiev las cajas negras del avión ucranio derribado en Teherán

Francia, Canadá y EE UU analizarán los datos en Kiev, según el responsable de la investigación iraní

Accidente avion Iran
Restos del avión siniestrado en Shahriar (Irán). AP

Irán va a entregar finalmente a Ucrania las cajas negras del avión de pasajeros ucranio que la Guardia Revolucionaria derribo por error el pasado día 8. Así lo ha confirmado la Oficina de Aviación Civil iraní, según informa este sábado la agencia de noticias Tasnim, próxima a esa fuerza militar. La decisión ya fue adelantada la víspera por el ministro de Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, a su homólogo ucranio, Vadim Prystaiko, durante una conversación telefónica.

“Las cajas negras del vuelo Teherán-Kiev serán transferidas a Ucrania a solicitud de este país para recuperar su información”, ha declarado Hasan Rezaifar, inspector general de accidentes de la Oficina de Aviación Civil iraní. Allí expertos de Francia, Canadá y Estados Unidos intentarán leer los datos grabados en esos aparatos. “Si esto no tiene éxito, se enviarán a Francia”, asegura el responsable.

Las autoridades iraníes, que tardaron tres días en admitir la responsabilidad en el derribo del vuelo PS752, se mostraron inicialmente renuentes a que las cajas negras salieran de su país. Sin embargo, una vez que se hizo evidente el error, han suavizado su actitud y ofrecido colaborar con todos los países afectados. En el accidente murieron los 176 ocupantes del avión, de los cuales 82 eran iraníes, 57 canadienses (muchos con doble nacionalidad iraní), 11 ucranios, 10 suecos, cuatro afganos, tres alemanes y otros tantos británicos.

De acuerdo con la normativa internacional, la investigación técnica de un accidente aéreo debe iniciarla y dirigirla el país donde ha ocurrido. Es habitual, no obstante, que este facilite las grabadoras a las autoridades del país fabricante de la aeronave, en este caso Estados Unidos, al tratarse de un Boeing 737. Sin embargo, dada la enemistad entre ambos, que no mantienen relaciones diplomáticas desde hace cuatro décadas, Teherán se negó en redondo.

Irán ha intentado examinar el contenido de las grabaciones, pero carece de la tecnología necesaria para ese avión y no quiere dañarlas, tal como admitió Rezaifar la semana pasada a la agencia estatal, IRNA. De hecho, el inspector dijo que inicialmente pidieron a Francia, Canadá y Estados Unidos que llevaran sus equipos y software a Teherán para proceder a descargar los datos, pero estos rechazaron la propuesta. Fue entonces cuando propusieron a los países afectados que las cajas se trasladaran a un “laboratorio imparcial” y todos aceptaron que fuera Francia.

Justin Trudeau, el primer ministro de Canadá, explicó en una conferencia de prensa en Ottawa que Francia es uno de los pocos países que tiene la capacidad técnica para acceder a las grabadoras del Boeing 737 que, según dijo, estaban “muy dañadas”.

Los militares iraníes confundieron el avión ucranio con un misil estadounidense. El error se produjo cuando sus defensas antiaéreas se encontraban en estado de máxima alerta tras atacar dos bases norteamericanas en Irak como represalia por el asesinato del general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Qods de la Guardia Revolucionaria.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información