“Ya no tenemos confianza ninguna en la objetividad de las instituciones de la UE”

Pawel Jablonski, viceministro de Asuntos Exteriores de Polonia, defiende el veto de Varsovia a los presupuestos europeos por temor a la vigilancia de Bruselas y acusa a esta de darles un “trato injusto”

Pawel Jablonski, subsecretario de Estado del Ministerio de Asuntos Exteriores de Polonia.
Pawel Jablonski, subsecretario de Estado del Ministerio de Asuntos Exteriores de Polonia.

El pasado lunes, los Gobiernos de Polonia y Hungría bloquearon los nuevos presupuestos de la UE en protesta por el mecanismo aprobado recientemente por Bruselas que le permite suspender los fondos comunitarios en aquellos países que incumplan con el Estado de derecho. Varsovia y Budapest, que llevan años distanciándose de la UE por su deriva autoritaria, se han sentido aludidos con esta medida. Y ahora, con su veto, queda en el aire la puesta en marcha de las ayudas europeas en un momento decisivo para el Viejo Continente, golpeado por la segunda ola de la pandemia.

Pawel Jablonski, subsecretario de Estado del Ministerio de Asuntos Exteriores de Polonia, afirma en una entrevista telefónica este martes que el principio de condicionalidad [vincular el presupuesto al cumplimiento de los valores de la UE] “es un riesgo” para países que están en el punto de mira de Bruselas porque podría ser utilizado por “razones puramente políticas”, y afirma que Varsovia ya no tiene confianza “en la objetividad de las instituciones europeas”.

Pregunta. ¿Por qué Polonia ha vetado los presupuestos de la UE?

Respuesta. Al igual que España, nosotros también queremos que los fondos se aprueben cuanto antes y de la manera más respetuosa posible. Pero la manera en que se han presentado estos presupuestos, vinculados al principio de condicionalidad, supone un riesgo. Si validamos este paquete económico, la Comisión Europea obtendría un poder tan grande que no está ni siquiera recogido en los Tratados Europeos para castigar a los países como quiera. Podría ser utilizado por razones puramente políticas contra Polonia y Hungría. Si desbloqueamos el presupuesto europeo en estos términos, sin negociar, al día siguiente la Comisión podría iniciar el proceso que efectivamente bloquearía todos los fondos para Polonia.

P. ¿Usted cree que la Comisión tiene motivos para iniciar un proceso sancionador contra Polonia por el incumplimiento del Estado de Derecho?

R. Desde 2016, la Comisión rechaza cualquier medida que adopte nuestro Gobierno. Llevamos así desde 2016. No tratan igual a Polonia que a otros Estados miembros con regulaciones muy parecidas. Y no se les castiga. No se deberían utilizar las diferencias políticas como justificación para emprender sanciones financieras. Después de cuatro años, ya no tenemos confianza ninguna en la objetividad de estas instituciones.

P. ¿Cómo explica que el Tribunal de Justicia Europeo también haya suspendido de manera cautelar, y varias veces, la reforma judicial del Gobierno polaco?

R. Tampoco estamos de acuerdo con cualquier intento, incluso del Tribunal de Luxemburgo, de utilizar competencias que no pertenecen a la UE ni están recogidas en los tratados, sino que son de los Estados miembros, como es la organización del sistema judicial de un país. España o Alemania tienen sistemas judiciales en los que los magistrados también son elegidos por criterios políticos y no se les cuestiona, lo cual respetamos. Pero la Comisión no debería castigar a nadie.

P. Ustedes defienden su soberanía nacional, pero el hecho de formar parte de la UE hace que haya unas reglas que hay que cumplir.

R. Claro, como se recoge en los tratados que todos hemos aceptado y aprobado.

P. ¿Hasta qué punto Polonia quiere negociar con la UE para desbloquear los presupuestos?

R. Claramente, nosotros queremos negociar. En las últimas semanas hemos intentado hacerlo, pero desgraciadamente hemos visto que los países del norte de Europa son los que más defienden el criterio de condicionalidad, y buscan también un conflicto con los países de Europa Central y del Sur. Creemos que es posible llegar a un compromiso, pero ese acuerdo debe basarse en buscar una solución que nos pueda unir, no ahondar en las diferencias entre los Estados miembros.

P. ¿Qué solución plantean para desbloquear esta situación?

R. Ya hay un mecanismo que protege el principio del Estado de derecho recogido en el Tratado de la UE, como es la activación del artículo 7 [que incluye como castigo la pérdida del derecho al voto en el Consejo europeo si se violan los valores básicos de la UE]. Bruselas activó este procedimiento contra Polonia hace tres años. Aceptamos que es un instrumento basado en los tratados.

P. ¿No les preocupa que la imagen de Polonia se deteriore en el resto de Europa que puede considerar su veto al presupuesto como una acción insolidaria?

R. No, porque estamos dispuestos a hablar y explicar nuestra posición. Hay otros países como Holanda que también intentaron bloquear los fondos en julio. Creemos en la solidaridad europea, pero si no bloqueamos los presupuestos ahora, al día siguiente la Comisión nos bloqueará a nosotros.

Más información

Lo más visto en...

Top 50