Irak

EE UU anuncia una reducción de sus tropas en Irak

Washington reducirá casi a la mitad sus efectivos desplegados en el país, según Reuters, pero mantendrá a 3.000 militares para combatir al Estado Islámico

Soldados estadounidenses en la base que EE UU tiene en Qayyarah, el pasado mes de marzo.
Soldados estadounidenses en la base que EE UU tiene en Qayyarah, el pasado mes de marzo.AHMAD AL-RUBAYE / AFP

Estados Unidos reducirá el número de sus tropas desplegadas en Irak, según ha informado este miércoles el alto mando de su Ejército en Oriente Próximo. La presencia militar pasará en los próximos meses de los 5.200 efectivos que tienen en la actualidad a cerca de 3.000, según Reuters, en una decisión largamente esperada, en sintonía con el deseo del presidente Donald Trump de reducir las tropas estadounidenses en el exterior.

Los mandos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos consideran que las fuerzas iraquíes son capaces en la actualidad de controlar por sí mismos los restos del Estado Islámico (ISIS). “Continuaremos expandiendo nuestros programas que habilitan a las fuerzas iraquíes y nos permiten reducir nuestra presencia en Irak”, ha dicho el general Kenneth McKenzie, jefe del comando central de Estados Unidos, durante una visita a Irak. “Esta presencia reducida nos permite continuar asesorando y asistiendo a nuestros socios iraquíes para erradicar los últimos remanentes del ISIS en Irak y asegurar su derrota duradera”, ha añadido McKenzie, quien ya adelantó hace un mes una reducción de tropas en Irak y Siria.

El general ha asegurado, según The New York Times, que aún no ha recibido órdenes concretas de empezar a retirar las tropas, y que la operación “será ajustada” después de realizar consultas con el Gobierno de Bagdad. La “presencia a largo plazo” de fuerzas estadounidenses y de la OTAN en Irak continuará, ha dicho McKenzie, para ayudar a combatir al Estado Islámico y a controlar la influencia iraní en el país.

El anuncio, que se produce a menos de dos meses de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, permitirá a Donald Trump afirmar ante sus votantes, de cara a su reelección, que está cumpliendo su promesa de enviar de regreso a casa a las tropas que libran “guerras interminables”. En los últimos días, el presidente estadounidense se ha visto en el centro de una polémica por su presunto desprecio a los soldados muertos en combate, que él niega.

Este convulso 2020 comenzó con máxima tensión en Irak para las tropas estadounidenses, que fueron objetivo de ataques atribuidos a las milicias proiraníes. Estados Unidos respondió ejecutando en Bagdad al poderoso general iraní Qasem Soleimani, comandante de la fuerza de élite Al Quds de la Guardia Revolucionaria. El Parlamento iraquí aprobó el pasado 5 de enero una moción en la que exigía la salida de las tropas de Estados Unidos del país, en represalia por la ejecución de Soleimani en suelo iraquí.

“Esperamos el día en que no tengamos que estar allí”, aseguró el propio presidente Trump a los periodistas hace dos semanas, durante una reunión en la Casa Blanca con el primer ministro iraquí, Mustafa al Kadhimi. Pero en la misma reunión el secretario de Estado, Mike Pompeo, señaló que una retirada completa no se producirá “hasta que se complete la misión”.

El repliegue situaría la presencia del Ejército estadounidense en Irak en los niveles de 2015, al inicio de su campaña contra el ISIS. El Pentágono llegó a tener desplegados más de 150.000 efectivos en el país durante la guerra de Irak. En la actualidad sigue habiendo tropas estadounidenses en Afganistán, Siria e Irak, aunque en números reducidos.

El general McKenzie también señaló que Estados Unidos se dispone a retirar más tropas de Siria, donde aún hay cerca de medio millar de efectivos estadounidenses desplegados principalmente en el noreste del país. “No creo que vayamos a estar en Siria para siempre”, dijo Mckenzie en una comparecencia virtual. “En algún momento, queremos ser más pequeños allí. Sencillamente no sé cuándo va a ser”.

El presidente Trump también ha anunciado recientemente que reducirá el número de fuerzas desplegadas en Afganistán antes de las elecciones presidenciales de noviembre. Y a finales de julio aseguró que retirará buena parte de los efectivos presentes en Alemania.

Suscríbase aquí a la newsletter semanal sobre las elecciones en Estados Unidos

Más información

Lo más visto en...

Top 50