La oposición acusa a Trudeau de suspender la labor parlamentaria para tapar un escándalo

El primer ministro canadiense propone el 23 de septiembre como inicio del nuevo periodo de sesiones

Justin Trudeau, en una rueda de prensa junto a Chrystia Freeland y al ministro de Asuntos Intergubernamentales, Dominic LeBlanc, este martes en Ottawa.
Justin Trudeau, en una rueda de prensa junto a Chrystia Freeland y al ministro de Asuntos Intergubernamentales, Dominic LeBlanc, este martes en Ottawa.PATRICK DOYLE / Reuters

Justin Trudeau, primer ministro canadiense, ha solicitado a la gobernadora General de Canadá, Julie Payette, la suspensión de los trabajos parlamentarios. La fecha propuesta para el inicio del nuevo periodo de sesiones es el 23 de septiembre. Ese día, los liberales pedirán a las demás fuerzas un voto de confianza. También se espera que Trudeau presente unos nuevos Presupuestos y un estado actualizado de la situación económica a raíz de la pandemia. “Esto nos dará la oportunidad de mostrar con detalle nuestro plan para el futuro”, declaró Trudeau. La oposición considera que más bien busca frenar la investigación a cargo de un comité parlamentario sobre los contratos con la organización caritativa WE Charity, que han marcado la agenda política en las últimas semanas.

Trudeau es también investigado por Mario Dion, comisionado de Ética de Canadá, respecto a un posible conflicto de interés, ya que su Gobierno otorgó un contrato millonario –y sin licitación- a WE Charity, que guarda desde hace años fuertes vínculos con la familia Trudeau. El contrato fue anulado tras la oleada de reacciones negativas. Es la tercera vez que el primer ministro está en el punto de mira del Comisionado de Ética por casos de conflicto de interés.

La oposición también critica tener que esperar algunas semanas, dada la premura por discutir asuntos relacionados con la covid-19. “Trudeau está bloqueando a los diputados de la oposición que estaban trabajando muy duro para corregir los programas de su Gobierno durante la pandemia, ayudar a los canadienses y arrojar luz sobre su escándalo de corrupción”, manifestó Andrew Scheer, líder de los conservadores. Por su parte, Jagmeet Singh, dirigente del Nuevo Partido Democrático, dijo que es un gran error cerrar el Parlamento en plena pandemia y en un estado de crisis económica, cuando la próxima semana estaban previstas varias reuniones. “La gente no debería pagar el precio de los escándalos de Trudeau”, expresó. Trudeau obtuvo la reelección el pasado octubre, pero su partido perdió la mayoría parlamentaria.

Este martes, cuando el primer ministro informó sobre la suspensión de los trabajos parlamentarios, presentó a Chrystia Freeland como nueva ministra de Finanzas (primera mujer que llega a este cargo en la historia canadiense). Freeland ocupó anteriormente las carteras de Exteriores y Asuntos Gubernamentales y estuvo al frente de la delegación canadiense en la renegociación del marco comercial norteamericano.

Freeland remplaza a Bill Morneau, quien había presentado su renuncia el día anterior. Morneau, al igual que Trudeau, es investigado por su implicación en el caso WE Charity. Ambos han reconocido que no señalaron un posible conflicto de interés en la reunión ministerial donde se abordó la atribución del contrato. Una de sus hijas trabaja para este organismo. Además, Morneau reembolsó a finales de este mes 41.000 dólares por los gastos de viajes familiares pagados originalmente por la organización caritativa.

Morneau aseguró que el caso no influyó en su decisión de abandonar el Ministerio de Finanzas y que el Gobierno necesita, por el impacto del coronavirus, a un nuevo ministro que “dedique todos sus esfuerzos a corregir el rumbo económico durante los próximos años”. La semana pasada, diarios canadienses publicaron que Trudeau y Morneau habían tenido divergencias por la estrategia de apoyos económicos vinculados a la pandemia. Según los medios, el ministro pedía mayor cautela en el gasto. “Es importante tener discusiones vigorosas entre un ministro de Finanzas y un primer ministro. Así es como se obtienen mejores políticas”, respondió Morneau en rueda de prensa. También anunció su intención de postularse para el puesto de secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Más información

Lo más visto en...

Top 50