Bolsonaro defiende el uso de la hidroxicloroquina tras su tercer test positivo de coronavirus

El presidente brasileño ha anunciado el resultado este miércoles en sus redes sociales y ha afirmado que se está tratando con el medicamento, que no tiene ningún aval científico

El presidente Bolsonaro en el jardín frente al Palacio de Alvorada, el miércoles 7 de julio. En el video, las declaraciones del presidente.Vídeo: FOTO | VIDEO: REUTERS

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció este miércoles que se hizo un nuevo test de la covid-19 y su resultado volvió a ser positivo. El ultraderechista sigue trabajando en aislamiento desde el Palacio de Alvorada. “Estoy bien, gracias a Dios. El examen lo hice ayer por la mañana y el resultado por la noche indica que todavía doy positivo”, contó en una transmisión en directo a través de sus redes sociales, desde el jardín de la residencia oficial de la Presidencia de la República. El presidente reveló el 7 de julio que había sido infectado tras haber pasado un fin de semana con “cierta indisposición, cansancio, fiebre y dolor muscular”. Se espera ahora que haga un nuevo test en los próximos días para que retome sus actividades. “Si Dios quiere, todo saldrá bien para que podamos volver a la actividad pronto”.

Más información
La gestión de la pandemia del Gobierno de Bolsonaro erosiona la imagen internacional de Brasil
-FOTODELDÍA- BRA111. BRASÍLIA (BRASIL), 07/07/2020.- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro (i), se pone una mascarilla durante una ceremonia oficial, el 9 de junio de 2020, en el Palacio do Alvorada, en Brasilia (Brasil). Durante los últimos meses, Bolsonaro ha desafiado casi a diario al virus, al que llegó a calificar de "gripecita", circulando por las calles en plena cuarentena, al asistir a actos públicos sin la máscara preceptiva, abrazando y besando a partidarios sin cuidado alguno y con un desdeño constante frente a la enfermedad. Este martes, el mandatario ha informado de que ha dado positivo de COVID-19 y ha comenzado a ser tratado con cloroquina. EFE/ Joédson Alves
Jair Bolsonaro utiliza su contagio de coronavirus para promover su estrategia contra la pandemia
El presidente de Brasil, Jair M. Bolsonaro se dirige a los periodistas después de haber dado positivo en coronavirus. La imagen es de una captura de la televisión brasileña.
El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, da positivo en el test de coronavirus

Desde el anuncio de su contagio, Bolsonaro ha promovido el uso de la hidroxicloroquina, una medicación que hasta ahora no se ha demostrado efectiva en el tratamiento de la covid-19, según los principales estudios. Este miércoles, el presidente brasileño volvió a la carga: “Sabemos que no hay comprobación científica, pero conmigo ha funcionado. No hay una medicación en el mundo con comprobación científica constatada, entonces es una situación de observación. Ha funcionado conmigo y con muchas personas, y muchos doctores dicen que la hidroxicloroquina sí funciona”, declaró. En mayo, después del nombramiento del general Eduardo Pazuello para el Ministerio de Sanidad, centenares de técnicos fueron reemplazados por militares y la hidroxicloroquina paso a formar parte del tratamiento contra la covid-19 en hospitales públicos. “No estoy haciendo una campaña por la medicación, una vez que sus costes son muy baratos. Y tal vez por ello hay muchas que están en contra. Y otras, me parece, por la cuestión ideológica. ¿Qué está pasando? No recomiendo nada, recomiendo que usted busque a su médico y hable con él. El mío, un médico militar, recomendó la hidroxicloroquina y ha funcionado”.

Bolsonaro se mantiene alejado de su esposa, Michelle Bolsonaro, y de su hija y su hijastra, quienes viven con él en Alvorada. Las tres se han sometido al test del coronavirus y han dado negativo. Sin embargo, el presidente de la Federación de las Industrias de São Paulo (Fiesp), el empresario Paulo Skaf, estuvo con Bolsonaro el pasado 3 de julio, días antes del primer test de coronavirus positivo del presidente. Ahora, está internado en el Hospital Sírio-Libanês con diagnóstico confirmado de covid-19, según el boletín médico de este jueves. El miércoes, el diario O Globo informó de que el asesor especial de la Presidencia, Tércio Arnaud, miembro del equipo más cercano al presidente que promueve fake news en las redes, también ha testado positivo.

Brasil ha registrado más de 75.000 muertes por coronavirus desde el principio de la pandemia, según los dados del Ministerio de Sanidad del miércoles. Está previsto que este jueves supere los dos millones de contagios confirmados por las autoridades sanitarios. A pesar de los datos, Bolsonaro sigue defendiendo que hay un alarmismo excesivo y que el virus provoca solo una “gripecita”. La negligencia política del ultraderechista ha erosionado la imagen internacional de Brasil. Y, pese a que esté infectado, no hay señales de que vaya a abandonar su apuesta por el negacionismo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Felipe Betim

Nacido en Río de Janeiro, ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Escribe sobre política, temas sociales y derechos humanos entre otros asuntos. Es licenciado en Relaciones Internacionales por la PUC-Río y Máster de periodismo de EL PAÍS/Universidad Autónoma de Madrid.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS