Alemanía

Alemania alerta de que el extremismo de derechas es la mayor amenaza en el país

El ministro del Interior, Horst Seehofer, asegura que el número de ultras crece significativamente también entre los de izquierdas

El ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, este jueves en Berlín.
El ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, este jueves en Berlín.ADAM BERRY / POOL

El ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, ha alertado este jueves del aumento de los delitos relacionados con la ultraderecha y los de corte antisemita o racista. Seehofer ha calificado esta amenaza como “la mayor” que vive el país en estos momentos. El ministro también ha recalcado que las infracciones penales cometidas por simpatizantes de la extrema izquierda se incrementaron un 40% en 2019 respecto al año anterior, según los datos anunciados en la presentación del informe anual de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV), la agencia de inteligencia policial alemana.

El Gobierno de la canciller Angela Merkel actuó el año pasado después de que el país fuera sacudido por el asesinato de un político a favor de las políticas migratorias y el ataque antisemita contra una sinagoga y un local de kebab, que dejó dos víctimas mortales. El Ejecutivo impuso más restricciones a la posesión de armas y anunció una inversión mayor para monitorear el discurso de odio en las redes sociales. En 2019 se atribuyeron a la extrema derecha más de 22.300 delitos, incluidos dos asesinatos —y otros cinco en grado de tentativa— y casi 800 agresiones físicas, lo que supone un aumento interanual de casi un 10%.

Seehofer ha enfatizado en la presentación del informe que el extremismo de derecha, el antisemitismo y el racismo son “la mayor amenaza para la seguridad en Alemania”. “El número de delitos, el número de familiares, el número de extremistas de derecha dispuestos a usar la violencia ha seguido aumentando”, aseguró.

Los actos de violencia antisemita, que han sido calificados por el ministro como “un importante eslabón en la escena de la ultraderecha”, también aumentaron un 17% el año pasado. La BfV atribuye el 94% de estos actos criminales a extremistas de derecha. “Nunca antes un Gobierno federal ha identificado esta situación de amenaza tan claramente y sin ambigüedades” ha admitido Seehofer.

Entre los extremistas de la ultraderecha identificados por la BfV se incluyen unos 7.000 militantes del llamado grupo Der Flügel (El Ala, en alemán) la facción más extremista de la formación ultra Alternativa para Alemania (AfD). Según el informe de la BfV, Der Flügel tiene como meta “conseguir la exclusión, el menosprecio y, en última instancia, la amplia privación de derechos de los migrantes, los musulmanes y los disidentes políticos.”

La BfV señala que el número de militantes de extrema izquierda también ha aumentado: de 32.000 en 2018 a 33.500 el año pasado. “Característica de la escena extremista de izquierda es su pronunciada heterogeneidad”, apunta el informe. “Pueden dividirse en dos campos: los extremistas de izquierda violentos y los no violentos”, añade. En total, a la izquierda radical se le atribuyen 6.400 delitos cometidos el año pasado, incluidos dos intentos de asesinato y 355 agresiones físicas. El presidente de la BfV, Thomas Haldenwang, ha anunciado que los actos violentos de la extrema izquierda habían causado “daños valorados en unos tres millones de euros”.

“Debemos permanecer atentos y listos para actuar”, ha afirmado Seehofer al final de su comparecencia. El pasado febrero, ocho mujeres y un hombre fueron asesinados a tiros en Hanau en un ataque con profundos tintes racistas.

Más información

Lo más visto en...

Top 50