Las polémicas que rodean al fiscal general de Colombia

Francisco Barbosa se desplazó a San Andrés junto a su esposa, su hija y una amiga de ella en medio de la cuarentena. El fiscal argumenta que fue en misión oficial

Francisco Barbosa, en 2019.
Francisco Barbosa, en 2019.Twitter

Amigo íntimo del presidente Iván Duque, el fiscal general de Colombia, Francisco Barbosa, se halla en el centro de múltiples controversias apenas a cinco meses del comienzo de su gestión. La última y la más mediática fue un viaje que hizo a la turística isla de San Andrés durante un fin de semana feriado en compañía de su esposa, su hija y una amiga de ella, ambas adolescentes. Esto cuando en Colombia rige una cuarentena con restricciones para los menores de edad y el Gobierno ha pedido evitar viajes que puedan propagar el coronavirus.

Barbosa ha dicho que se trató de un viaje de trabajo en una comisión oficial a la que acudió en compañía del contralor, Carlos Felipe Córdoba, quien también viajó con su esposa. Según él, la razón del desplazamiento fue una investigación al gobernador de la isla por un presunto caso de corrupción en un contrato de publicidad. Pero ante las incesantes críticas, Barbosa respondió con una frase que, lejos de apaciguarlas, ha causado más indignación en el país andino: “quiero que se pongan en el corazón también de una persona que más allá de ser fiscal es padre de familia” y “cada vez que pueda viajar con ella, lo haré”.

Por este caso ya existe una investigación en su contra en la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, que es su juez natural. Desde el comienzo de la pandemia en Colombia, la Fiscalía ha impuesto miles de multas a ciudadanos por violar la cuarentena y el propio fiscal ordenó una indagación de tipo penal a la regidora de Bogotá, Claudia López, quien fue grabada en medio de la cuarentena haciendo mercado con su esposa, la senadora Angélica Lozano. “Aquí nadie está por encima de la ley”, dijo en ese momento Barbosa cuando se le cuestionó que la medida contra la alcaldesa era una exageración. Ahora, esas palabras resuenan con relación a su viaje a San Andrés.

Pero el viaje no ha sido la única crítica a su gestión que él mismo ha calificado como “la mejor fiscalía en la historia de Colombia”. Recientemente, Barbosa ordenó detener al gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, por una investigación de un hecho de hace 15 años. Los cuestionamientos se encaminaron a que la medida de privación de la libertad en medio de la pandemia era “desproporcionada” y se veía como un “mensaje a otros mandatarios”, como aseguró en ese momento Catalina Botero, decana de Derecho de la Universidad de Los Andes.

También se le ha cuestionado el manejo que ha dado a una investigación de presunta compra de votos para favorecer la campaña electoral de Iván Duque. El caso, conocido en Colombia como la ‘ñeñepolítica’, reveló una serie de llamadas entre José Guillermo Hernández o Ñeñe, un presunto narcotraficante, y María Claudia Daza, integrante del equipo del senador Álvaro Uribe, mentor del hoy presidente Duque. Hernández fue asesinado en Brasil en 2019 y Daza se fue del país en medio de las investigaciones.

Aunque Barbosa decidió abrir una indagación preliminar y envió copias a la Corte Suprema de Justicia, la Comisión de Investigación y Acusaciones de la Cámara de Representantes y al Consejo Nacional Electoral, hasta el momento lo único que ha avanzado en el caso es la detención de los cuatro policías que filtraron las llamadas a la prensa que revelaron el escándalo. Los críticos del fiscal señalan entonces falta de independencia frente al Gobierno de su amigo, el presidente Iván Duque.

Y ahora, al escándalo del viaje a San Andrés se suma una nueva demanda. Dos estudiantes de derecho interpusieron un recurso legal ante el Consejo de Estado contra la elección de Francisco Barbosa. Los magistrados de este tribunal aceptaron la demanda que pide revisar el periodo del fiscal.

Más información

Lo más visto en...

Top 50