La justicia venezolana quiere ilegalizar el partido de Juan Guaidó y Leopoldo López

La Fiscalía, controlada por el chavismo, pide al Supremo declarar a Voluntad Popular como organización terrorista

Juan Guaidó, durante un acto el pasado mes de marzo.
Juan Guaidó, durante un acto el pasado mes de marzo.CRISTIAN HERNANDEZ / AFP

La Fiscalía venezolana redobla la presión contra Voluntad Popular, el partido fundado por Leopoldo López y que abandera a Juan Guaidó como jefe del Parlamento. Tarek William Saab, responsable de la institución, controlada por el chavismo, tramitó este lunes un recurso ante el Supremo para solicitar que el partido sea declarado como una organización terrorista, por alentar y participar en golpes de Estado, y que se establezcan sanciones a sus miembros.

En una alocución retransmitida por televisión por el fiscal, designado por la Asamblea Constituyente convocada por Nicolás Maduro en 2017, aseguró que la formación, conformada en 2009 y habilitada como partido en 2011, tiene “una historia criminal y una génesis neonazi”. “Esta organización había sido creada como un movimiento en el año 2009 por Leopoldo López, un exmiembro de la secta Tradición, Familia y Propiedad”, señaló en alusión a esa organización católica.

En la intervención acusó a López —hoy a resguardo en la Embajada de España en Caracas, luego de escapar de la prisión domiciliaria el 30 de abril de 2019— de participar en el golpe de Estado contra Hugo Chávez en 2002 y señaló que después de la elección presidencial en abril de 2013, en la que resultó electo Maduro, “el partido inició su deriva violenta hasta convertirse en una organización dedicada al ataque y destrucción del Estado”.

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, durante una comparecencia el pasado 8 de mayo. En vídeo, sus declaraciones este lunes.Manaure Quintero (Reuters) / Vídeo: Efe

Entre esos “ataques”, enumeró desde las protestas del año 2014 que dejaron 43 muertos y más de 400 heridos, por las cuales López fue condenado a 14 años de prisión en un juicio politizado y viciado, las manifestaciones antigubernamentales de 2017 y el nombramiento de Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países, hasta el fallido desembarco con mercenarios o el cierre de la operadora de televisión por cable DirecTV ocurrido la semana pasada y el desabastecimiento. “Los dirigentes de Voluntad Popular y sus secuaces han hecho de la agresión al pueblo venezolano su negocio. Estamos viendo directamente a los responsables de esto, que buscan el cambio de Gobierno por la vía de la implosión social. Cuando hablamos de falta de alimentos ya sabemos quiénes son los responsables, los factores de la extrema derecha que han alentado el bloqueo contra nuestro país”, dijo Saab.

La formación ha rechazado de forma categórica las acusaciones. “Quienes están acusados y solicitados internacionalmente por terroristas y narcotraficantes, que tienen lazos de amistad con las FARC, el ELN, Hezbolá, carteles de droga, y convierten Venezuela en promotor del terrorismo internacional, arremeten de nuevo contra Voluntad Popular”, manifestó el partido a través de las redes sociales. La formación ha sido una de las organizaciones políticas más perseguidas por el régimen de Maduro y en la narrativa de un chavismo atornillado al poder se le ha involucrado en incontables operaciones de conspiración en su contra. La mayor parte de sus dirigentes ha sido encarcelado o está en el exilio, como Roberto Marrero, mano derecha de Guaidó, preso desde hace 14 meses; Freddy Guevara, asilado en la Embajada de Chile en Caracas o el exalcalde David Smolansky, que ahora está en Washington.

En 2015, cuando la oposición logró recuperar la mayoría en el Parlamento, el partido de López obtuvo 14 escaños y se convirtió en la cuarta fuerza política de la oposición. En 2018 el Supremo inhabilitó a este partido y otros más semanas antes de que se convocara anticipadamente a elecciones en las que Maduro resultó reelecto, sin la participación de la mayoría de sus adversarios, y que han desatado la crisis institucional en la que está sumida Venezuela.

Guaidó ha sido parte de Voluntad Popular desde su formación. Aunque en enero de este año anunció que se separaba de su militancia para enfocarse en la transición política, su equipo más cercano pertenece a esta tolda. En el último año, Saab lo ha señalado de varios delitos y le dictó una prohibición de salida del país que ha burlado en dos ocasiones sin ser arrestado. Luego de la llamada Operación Gedeón, la rocambolesca aventura en la que se intentó una incursión armada para derrocar a Maduro, en la que Guaidó resultó señalado, el fiscal ha girado varias órdenes de detención contra políticos como el diputado Sergio Vergara, el estratega Juan José Rendón, conocido como JJ, y el ex preso político Yon Goicochea. Hasta ahora no ha incluido al líder de la oposición venezolana.

Más información

Lo más visto en...

Top 50