Macron apoya los bonos europeos ante el riesgo de colapso de la UE

El presidente francés avala la deuda común para afrontar la crisis del coronavirus

Emmanuel Macron en una videoconferencia con la viróloga Françoise Barre-Sinoussi, el 16 de abril.
Emmanuel Macron en una videoconferencia con la viróloga Françoise Barre-Sinoussi, el 16 de abril.POOL (Reuters)

El presidente francés, Emmanuel Macron, pidió el jueves un fondo de rescate europeo financiado por deuda común para impulsar la recuperación tras la crisis del coronavirus, y evitar así que los populistas la aprovechen para conquistar el poder.

En una entrevista con el diario Financial Times, Macron afirmó que no existe “otra opción” que aprobar un fondo que “podría emitir deuda común con una garantía común”. La idea del fondo, que podría elevarse a unos 400.000 millones de euros, estará sobre la mesa de los líderes de la Unión Europea en la cumbre telemática de la próxima semana. Hasta ahora, el presidente francés no había concretado cómo se financiaría este fondo. En las discusiones entre las capitales se han barajado varias posibilidades. La idea de los llamados coronabonos, una forma de mutualización de la deuda, topa con una fuerte oposición de Alemania y los Países Bajos.

El argumento de Macron es que, sin una actuación contundente de los Estados miembros y sin una solidaridad financiera a la altura de una de las mayores crisis en un siglo, está en riesgo la supervivencia del proyecto europeo. Se trata, explica, de un “momento de la verdad” para Europa.

“Si no podemos hacerlo hoy”, dice Macron, “les digo que los populistas ganarán: hoy, mañana, pasado mañana, en Italia, en España, quizá en Francia y en otros lugares”. A la pregunta sobre si el fracaso en la adopción de un fondo común podría precipitar el derrumbe de la eurozona, el presidente francés responde: “Sí, hay que ser claros. Y también de la idea europea”. “No puede haber un mercado único en el que se sacrifica a algunos”, explica. “No es posible obtener una financiación que no esté mutualizada para el gasto que vamos a acometer en la batalla contra la covid-19 y del que dispondremos para la recuperación económica”.

Macron también arremete contra quienes —en el Gobierno neerlandés, por ejemplo— han intentado plantear el debate en términos de “países pecadores” —los socios del sur que no habrían hecho los deberes en tiempo de bonanza y que en algunos casos sufren con más dureza el virus— y “países virtuosos”, los ahorradores del norte. Lo compara con el “error colosal, fatal” que cometió Francia al final de la Primera Guerra Mundial, cuando hizo pagar cuantiosas reparaciones a la potencia derrotada, Alemania, lo que alimentó el resentimiento y la división que, en parte, llevaron a la Segunda Guerra Mundial. Para el líder francés el modelo es precisamente el de 1945: el del Plan Marshall. “Lo llamamos dinero helicóptero”, dice.

“Nos encontramos en un momento de la verdad, en el que hay que decidir si la UE es un proyecto político o solo un proyecto de mercado. Y creo que es un proyecto político. Necesitamos transferencias financieras, aunque solo sea para que Europa aguante”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En la entrevista, el presidente de la República aborda las diferencias en la gestión de la crisis entre China y los países democráticos. China ha registrado 3.342 muertos; Francia, más de 17.000. Macron insta a “no ser ingenuos”, y da a entender que las cifras chinas puedan ser incompletas. “No lo sabemos”, declara. “Sin duda han ocurrido cosas que desconocemos”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Sobre la firma

Marc Bassets

Es corresponsal de EL PAÍS en París y antes lo fue en Washington. Se incorporó a este diario en 2014 después de haber trabajado para 'La Vanguardia' en Bruselas, Berlín, Nueva York y Washington. Es autor del libro 'Otoño americano' (editorial Elba, 2017).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS