La crisis del coronavirus

Europa estrena el mecanismo para esquivar sanciones a Irán con el envío de material médico

Francia, Alemania y el Reino Unido usan por primera vez el sistema de trueque INSTEX, diseñado para salvar el pacto nuclear

Un paciente con la Covid-19, trasladado en ambulancia a un hospital de Teherán, este lunes.
Un paciente con la Covid-19, trasladado en ambulancia a un hospital de Teherán, este lunes.WANA NEWS AGENCY / Reuters

El coronavirus ha abierto un resquicio en una de las crisis que ocupaba al mundo antes de la llegada de la pandemia. Francia, Alemania y el Reino Unido anunciaron el martes la puesta en marcha del mecanismo ideado para esquivar las sanciones de Estados Unidos a Irán y mantener en vida el pacto de 2015 sobre el programa nuclear de este país. Europa ha realizado, de acuerdo con sistema INSTEX (Instrumento de apoyo a los intercambios comerciales, por sus siglas en inglés), una primera transacción de material médico para uno de los países más golpeados por la Covid-19.

“Francia, Alemania y Reino Unido confirman que INSTEX ha concluido con éxito su primera transacción, facilitando la explotación de bienes médicos de Europa a Irán. Los bienes ya están en Irán”, declara un comunicado del Ministerio alemán de Asuntos Exteriores. El texto añade que INSTEX y la institución homóloga iraní STFI, “trabajarán en más transacciones y en reforzar este mecanismo”. Los ministerios francés y británicos confirmaron más tarde la información.

El envío de material médico es la primera prueba para un método atípico creado hace un año después de la retirada de EE UU del acuerdo nuclear, la decisión de este país de reimponer las sanciones y la amenaza iraní de dejar de cumplir sus obligaciones. El objetivo de INSTEX —una sociedad con sede en París cuyos accionistas fundadores son Francia, Alemania y el Reino Unido— es permitir que las empresas europeas que lo deseen continúen exportando e importando de Irán sin usar dólares, lo que podría exponerlas a sanciones estadounidenses, y sin pasar por el sistema bancario internacional.

¿Cómo? Mediante un sistema de trueque. Una empresa europea exporta una mercancía a Irán, sin cobrar nada a cambio. Cuando otra empresa europea importa de Irán otro producto, esta última pagará a la primera, siempre dentro del sistema bancario europeo. Al mismo tiempo, Irán crea una institución paralela, STFI, para realizar las misma operaciones y equilibrar así los pagos y cobros de ambos lados. Se trata de evitar cualquier flujo financiero entre Europa e Irán. El papel de INSTEX (y de STFI) es “esencialmente contable”, según una nota del Ministerio francés de Economía y Finanzas. La idea inicial era centrarse en productos farmacéuticos y alimentarios.

Teherán no ha confirmado ni comentado esta primera transacción. Los medios iraníes, que sí han informado de la noticia, señalan que la presión de EE UU ha impedido durante más de un año la puesta en marcha efectiva del INSTEX.

De momento, se trata de un avance simbólico, ya que alimentos y medicinas escapan a las sanciones de la Administración Trump. Sin embargo, difícilmente va a satisfacer a las autoridades iraníes cuyo objetivo siempre ha sido poder seguir vendiendo petróleo, su principal fuente de ingresos. Desde que Washington abandonara el acuerdo nuclear en 2018, Irán se ha quejado a los firmantes europeos del mismo (Alemania, Francia y Reino Unido) por haber interrumpido los intercambios comerciales en contra de lo establecido por aquel pacto.

Más información

Lo más visto en...

Top 50