Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Cámaras de ‘gran hermano’ para evitar nuevos destrozos en la tumba de Marx

El cementerio de Highgate instala dos dispositivos electrónicos de vigilancia en la sepultura del filósofo alemán en Londres, vandalizada a principios de 2019

La placa de la tumba de Marx en Londres, tal y como quedó tras un ataque en febrero.
La placa de la tumba de Marx en Londres, tal y como quedó tras un ataque en febrero. REUTERS

Unas cámaras de videovigilancia velan ya por la paz de la tumba del filósofo Karl Marx en el cementerio de Highgate, en el norte de Londres, después de que el pasado febrero sufriera dos ataques de manos de vándalos. La Fundación Karl Marx, que es propietaria del monumento fúnebre, tomó la decisión de instalar los dispositivos tras consultarlo con expertos en seguridad y con Historic England, el organismo público que supervisa el patrimonio arquitectónico del país, recoge el diario británico The Guardian.

Las cámaras han quedado instaladas en dos ramas de árboles, una a cada lado de la tumba. Es la primera vez que se recurre a una decisión de este tipo en el camposanto, según la asociación de Amigos del Cementerio de Highgate, y se espera que sea suficiente para disuadir a futuros asaltantes. Los autores de los anteriores ataques no pudieron ser identificados ni localizados.

Al tiempo que se han instalado los dispositivos de vigilancia, se ha retirado una placa conmemorativa dañada en los ataques de este año. Data de 1883 y perteneció a la tumba original del filósofo alemán y su esposa, Jenny von Westphalen, una sepultura mucho más modesta que el actual monumento, erigido en 1954. La placa va a ser restaurada y, mientras tanto, se ha sustituido por una fotografía.

En febrero, los vándalos intentaron destrozar el nombre del filósofo inscrito en la tumba y menos de dos semanas después, además de golpear de nuevo el nombre, cubrieron de pintadas la base sobre la que reposa el busto del filósofo, con frases como "doctrina de odio" y "monumento al holocausto bolchevique", las fechas de 1917 y 1953, y la cifra de "66.000.000 muertos".

La parte en la que se encuentra la tumba, la este, fue inaugurada en 1860. Según informa la página web del camposanto, cuando Karl Marx fue enterrado el cementerio era privado, pero al cabo de los años dejó de ser rentable y fue rescatado por la asociación de Amigos del Cementerio de Highgate en 1981.

Aunque la tumba de Marx es la más conocida del cementerio de Highgate, el recinto acoge también las sepulturas de la escritora Mary Ann Cross, más conocida por su pseudónimo, George Eliot, el también escritor Douglas Adams, autor de La guía del autoestopista galáctico, y el productor de los Sex Pistols, Malcolm McLaren.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información