Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos un muerto en Moscú en un ataque junto a la sede de los servicios de inteligencia

Un supuesto atacante ha sido "neutralizado" después de abrir fuego a la entrada del cuartel general del Servicio Federal de Seguridad, el antiguo KGB

Las fuerzas especiales de la policía frente a la sede del Servicio Federal de Seguridad. En vídeo, imágenes tras el tiroteo.

Un atacante armado la ha emprendido a tiros junto a la sede de los servicios de inteligencia rusos (Servicio Federal de Seguridad, FSB), en el centro de Moscú. Al menos un oficial de inteligencia ha muerto en el tiroteo este jueves, según ha confirmado oficialmente el FSB, en un incidente opaco en el que hay otras cinco personas heridas; dos de ellas muy graves, según el Ministerio de Salud ruso. El tirador, que todavía no ha sido identificado, ha sido "neutralizado" por las fuerzas especiales rusas, que le han localizado en las inmediaciones de la histórica sede de la inteligencia rusa (heredera del KGB).

El suceso se ha producido después de la rueda de prensa anual del presidente ruso, Vladímir Putin, uno de los eventos más destacados del año. Y justo cuando el presidente ruso estaba en el Kremlin conmemorando el Día de los Empleados de los Servicios de Seguridad —que se celebra mañana— con un concierto y un discurso en el que ha elogiado a sus oficiales por sus esfuerzos en la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado. El líder ruso, que cumple dos décadas en el poder y que entre 1998 y 1999 dirigió el FSB, la agencia de espionaje más poderosa del país, había estado comentando que desde principios de 2019 se han evitado 54 "delitos terroristas"; incluidos 33 ataques.

El FSB sospecha que el ataque podría haber sido planeado para coincidir con el discurso nocturno de Putin, según informa Reuters citando una fuente cercana al servicio de inteligencia.

En un primer momento, los medios locales, citando fuentes del propio FSB, informaron de que el tirador (se llegó a hablar de tres) había logrado penetrar en el complejo de la plaza Lubianka de Moscú y que allí ha comenzado a disparar. Una vez abatido el atacante, el FSB ha dicho oficialmente que nunca llegó a entrar en el edificio.

El tiroteo, del que todavía se conocen pocos detalles, ha afectado a una de las instalaciones supuestamente más seguras y blindadas del país; también una de las más oscuras. En los sótanos de la sede del FSB, un edificio que ocupa toda un manzana, fueron fusilados miles de prisioneros durante la era de Stalin; en ese inmueble, la KGB interrogaba y detenía a los prisioneros.

La agencia de inteligencia —la principal sucesora de la histórica KGB de la era soviética— no ha dado detalles sobre la identidad del tirador ni sobre sus motivaciones. Tampoco ha hablado de manera oficial del ataque como de un "acto terrorista". De momento, el Comité de Investigación ruso ha abierto una causa penal por "atentado contra la vida de un agente de las fuerzas del orden".

Un vídeo difundido en las redes sociales y recogido por los medios rusos muestra de lejos cómo el agresor dispara contra el edificio del FSB con un arma automática, rompiendo las ventanas. En la parte inferior, una persona parece estar inmóvil en la calle. Según la información de varios testigos citados por la prensa, el tirador huyó y se encerró en un edificio vecino. Allí, las fuerzas especiales rusas le localizaron y le abatieron a tiros.

"La policía comenzó a gritar a la gente para que no se pararan a mirar, sino que huyeran. Todos entendimos de inmediato qué tipo de situación era esta y nos fuimos corriendo", ha contado un testigo al medio 360.

El barrio que rodea la plaza Lubyanka, donde ha ocurrido el tiroteo, ha estado acordonado durante horas. Hasta allí se desplazaron las fuerzas especiales de la policía y hasta cinco ambulancias, informa la agencia Interfax.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >