Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU avala la decisión de México de otorgarle asilo a Evo Morales

El Departamento de Estado reconoce haber mantenido conversaciones con las autoridades mexicanas sobre la oferta que le hicieron al líder boliviano

El expresidente de Bolivia Evo Morales en una rueda de prensa en Ciudad de México.
El expresidente de Bolivia Evo Morales en una rueda de prensa en Ciudad de México. AFP

Estados Unidos no tiene “ningún problema” con que México le haya otorgado asilo político a Evo Morales después de su renuncia a la presidencia de Bolivia presionado por el Ejército. Kevin O’Reilly, responsable de América Latina del Departamento de Estado, ha sostenido este jueves que avala la decisión del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador y que las autoridades de ambas Administraciones discutieron sobre la oferta de asilo.

"Apreciamos la decisión de México a ofrecer asilo a Evo Morales después del abandono de su cargo". Ahora “hay que preguntar a los mexicanos sobre las condiciones de su asilo y su estatus” aclaró O’Reilly durante una conferencia de prensa telefónica con varios periodistas.

Para Washington, la proclamación de la opositora Jeanine Áñez como presidenta interina de Bolivia no incurrió en ninguna irregularidad al estar amparado por el Tribunal Constitucional del país andino. “Respetadas las decisiones de las autoridades, EE UU no apoya la intervención”, explicó O’Reilly. Aún no se ha determinado una fecha para celebrar elecciones, después de que de la Organización de Estados Americanos (OEA) detectara “graves irregularidades” en las del 20 de octubre que dieron como ganador a Morales.

Este miércoles el Senado aprobó el primer trámite para unos nuevos comicios con los votos de los partidos que respaldan a la mandataria interina y los de la formación del líder indígena, el Movimiento al Socialismo (MAS). Si no hay consenso en los pasos siguientes, Áñez advirtió que convocará elecciones por decreto.

Estados Unidos ve con buenos ojos las negociaciones “auspiciadas por la Iglesia Católica” en la que participan representantes de los partidos políticos y grupos civiles para llevar a cabo elecciones transparentes, libres y justas. “Todo indica que tienen la determinación para seguir este sendero positivo”, afirma optimista el alto funcionario del Departamento de Estado, quien rechaza la idea de que Morales o los miembros que participaron de las “manipulación electoral” participen en el nuevo proceso.

Sobre posibles sanciones de parte del Departamento del Tesoro a los involucrados en el “escándalo electoral”, O’Reilly adelantó que con certeza van a “analizar los hechos de lo que ocurrido”, pero no quiso pronunciarse sobre las decisiones que podían tomar el Tesoro en el futuro. A principios de este mes, el organismo sancionó a tres altos funcionarios nicaragüenses del Gobierno de Daniel Ortega por haber liderado entidades estatales vinculadas con "abusos a los derechos humanos, fraude electoral y corrupción".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información