Juncker acorta sus vacaciones para someterse a una operación de vesícula

El presidente de la Comisión fue repatriado de Austria a Luxemburgo para ser intervenido de forma urgente

Juncker, junto a sus sucesora al frente de la Comisión, Ursula von der Leyen, el 23 de julio en Bruselas.
Juncker, junto a sus sucesora al frente de la Comisión, Ursula von der Leyen, el 23 de julio en Bruselas.JOHN THYS (AFP)

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, ha tenido que acortar sus vacaciones en Austria por "motivos médicos" y regresar a su país, Luxemburgo, donde será operado de urgencia, informó este sábado el Ejecutivo comunitario. Juncker "ha sido repatriado a Luxemburgo para someterse a la extracción urgente de la vesícula biliar", indicó la Comisión en un comunicado.

Más información
Cambio de tono: perfil bajo y al contraataque

En los últimos años se ha especulado mucho con los problemas de salud de Juncker, de 64 años. En julio del año pasado, tuvo lugar un incidente durante una cumbre de la OTAN que desató numerosos rumores y obligó a la Comisión a dar explicaciones sobre la salud del presidente del Ejecutivo comunitario.

Unas imágenes tomadas durante la foto de familia de los líderes de la OTAN previa a su cena de gala mostraban cómo los primeros ministros de los Países Bajos, Mark Rutte, y de Portugal, António Costa, tuvieron que ayudar a Juncker, que se mantenía en pie con dificultad, a bajar los escalones del podio instalado para la fotografía.

Esa misma noche se le vio sentado en una silla de ruedas. Según explicó entonces la CE, la situación fue debida a un ataque de dolor particularmente agudo provocado por la ciática que padece Juncker desde hace años, un problema recurrente y que, según dijo entonces un portavoz comunitario, dificultaba la habilidad de caminar del presidente de la Comisión.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS