Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía etíope mata al general acusado del fallido golpe de Estado

El fiscal general de la región de Amhara muere a consecuencia de los disparos del ataque del sábado

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, el pasado 7 de junio.
El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, el pasado 7 de junio. AFP

La Policía etíope ha abatido este lunes al general de brigada Asamnew Tsige, supuesto cerebro del intento de golpe de Estado perpetrado la noche del sábado en la región de Amhara, en el norte del país. Según fuentes locales, Asamnew, que se había dado a la fuga el sábado, fue localizado cerca de la ciudad de Gondar, donde fue tiroteado por los agentes.

La asonada, por la que han sido detenidas varias personas, se ha cobrado al menos cinco víctimas mortales. En Bahir Dar, capital de Amhara, murieron el presidente regional, Ambachew Mekonnen, y uno de sus asesores, durante un asalto a su oficina protagonizado por golpistas armados. En diferentes ataques registrados en Adís Abeba, la capital del país, aparentemente relacionados con el golpe, fallecieron horas más tarde el jefe del Estado Mayor del Ejército, Seare Mekonnen, y un segundo teniente retirado, asesinados ambos por un guardaespaldas en su residencia.

Mekonnen dirigía la operación militar para sofocar este levantamiento, según la versión oficial del Gobierno. Junto a él también fue asesinado su ayudante, el general Gezae Abera, antiguo jefe de la división logística del Ejército etíope.

Mekonnen había convocado una reunión en Bahir Dar con altos responsables de la región para discutir cómo amonestar a Asamnew por reclutar públicamente a milicias para desarrollar sus planes expansionistas. De hecho, Asamnew había aconsejado abiertamente a la población amhara que comenzara a armarse, según manifestó una semana antes a través de un vídeo de Facebook, informa France Presse. Amhara alberga el segundo mayor grupo étnico de Etiopía y da nombre al lenguaje oficial del país, el amhárico.

El presunto golpista fue uno de los militares arrestados en 2009 por coordinar supuestamente otro golpe de Estado para derrocar al entonces primer ministro, Meles Zenawi, lo que le valió una sentencia a cadena perpetua de la que se libró en 2018 gracias a una amnistía. Actualmente ejercía como jefe de seguridad de la región de Amhara.

El movimiento expansionista del que Asamnew forma parte está relacionado con desavenencias históricas entre los estados vecinos, alimentadas tras la llegada al poder del primer ministro reformista Abiy Ahmed.

Las reformas en curso en el segundo país más poblado de África —105 millones de personas, según una estimación del Banco Mundial en 2017— han valido a Ahmed el reconocimiento de la comunidad internacional, pero en el plano doméstico las que afectan al estamento militar y los servicios de inteligencia le han costado poderosos enemigos, mientras su Gobierno pelea por contrarrestar a poderosas figuras de la miriada de grupos étnicos que desafían la autoridad del Gobierno federal, y luchan entre sí, para ganar influencia y recursos. La inflamada retórica étnica de Asamnew era un motivo de preocupación para Adís Abeba.

"La situación en la región de Amhara se encuentra actualmente bajo control total del Gobierno federal, en colaboración con el gobierno regional", informó a primera hora de este domingo la oficina de Ahmed en un comunicado. Las calles de Adís Abeba amanecieron este lunes en calma, mientras se multiplicaban las quejas de usuarios sobre el bloqueo en el acceso a Internet en todo el país.

La UE llama a la "moderación"

La Unión Europea  pidió este lunes "moderación" a la clase política de Etiopía e instó a continuar las "reformas pacíficas y democráticas" en el país. "En estas circunstancias difíciles, la UE pide moderación a todas las partes del espectro político etíope, tanto a nivel nacional como regional", indicó en un comunicado una portavoz de la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini.

"Extendemos nuestras sinceras condolencias a todas las familias y amigos de las víctimas", indicó. Mogherini aseguró que la UE "reitera firmemente la necesidad de reformas pacíficas y democráticas en Etiopía" y que apoya los esfuerzos del primer ministro y de su Gobierno en ese sentido.

También la ONU solicitó este lunes moderación a todo el espectro político etíope y contención ante cualquier forma de violencia, instando al país a continuar con sus reformas, después de que su secretario general, António Guterres, expresara este domingo su "profunda preocupación" por la asonada. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información