Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo votan hoy los conservadores británicos al sustituto de May

Boris Johnson, decidido a sacar adelante el Brexit, parte como favorito

Boris Johnson, ayer, en Londres Ampliar foto
Boris Johnson, ayer, en Londres AFP

El Partido Conservador británico confía hoy en dar el primer paso para salir del estado ruinoso en que le ha dejado el torpe manejo del Brexit. Los diputados tories votan hoy, desde las diez de la mañana ( once de la mañana, hora peninsular española), en una primera ronda de descarte a su favorito para reemplazar a Theresa May al frente del partido y del Gobierno.

Diez son los nombres, entre los que sobresale, a una distancia sideral en los sondeos, el del euroescéptico exalcalde de Londres, Boris Johnson. Le siguen, según esas mismas encuestas, el ministro de Exteriores, Jeremy Hunt; la exministra para Relaciones con el Parlamento, Andrea Leadsom; el ministro para el Medio Ambiente, Michael Gove; el ministro para Desarrollo Internacional, Rory Stewart; el ministro del Interior, Sajid Javid; el exministro para el Brexit, Dominic Raab; el secretario de Estado de Salud, Matthew Hancock; la exministra de Trabajo y Pensiones y expresentadora televisiva, Esther McVey; y el diputado Mark Harper.

Cómo será la primera votación

Se han establecido ya una serie de fechas fijas para las votaciones de descarte. La primera tendrá lugar este jueves. Las siguientes están previstas para los días 18, 19 y 20 de junio.

Los diputados conservadores podrán votar durante dos horas, a partir de las cuales se procederá al recuento. Solo saldrán adelante y podrán presentarse a la siguiente ronda aquellos candidatos que obtengan un respaldo de al menos el 5% de sus compañeros parlamentarios. Es decir, todo aquel que reciba menos de 17 votos quedará eliminado. Los resultados se darán a conocer a partir de la una de la tarde (dos de la tarde, hora peninsular española).

Reglas para la segunda votación

Hasta la una de la tarde (dos de la tarde, hora peninsular española) del 14 de junio, los candidatos que hayan sobrevivido la criba pero no se sientan lo suficientemente fuertes como para seguir adelante, podrán retirarse. A partir de ese momento, estarán obligados a competir. Para salvar la siguiente votación, prevista para el 18 de junio, deberán obtener el respaldo de un 10% de los diputados. Es decir, los que reciban menos de 32 votos quedarán fuera de la carrera.

El debate televisivo

Nada más conocerse los resultados de la segunda votación, los candidatos que queden en pie participarán en un debate que retransmitirá en directo la BBC, a partir de las ocho de la tarde (nueve de la tarde, hora peninsular española). Resulta muy previsible que ese evento sea un cara a cara entre dos personas, puesto que las nuevas reglas de porcentaje de apoyos, improvisadas en las últimas semanas por la dirección del grupo parlamentario conservador, han estrechado mucho los márgenes de supervivencia.

La campaña entre los afiliados

Si se llega hasta el final de las votaciones previstas entre los diputados -la última, el día 20 de junio-, comenzará en ese momento la campaña entre los afiliados conservadores, unas 160.000 personas. Actos locales, pequeños eventos, mucho discurso y debate con los activistas de una organización política que, en los últimos años, ha visto cómo se reducía drásticamente el número de sus bases.

Anuncio del ganador

En la semana que comienza el 22 de julio se dará a conocer quién ha ganado la batalla, después de un proceso de votaciones locales que no tienen por qué celebrarse el mismo día y a la misma hora. A partir de entonces, Theresa May acudirá al Palacio de Buckingham y comunicará a la Reina su renuncia efectiva. El nuevo residente de Downing Street se enfrentará a dos inminentes desafíos, uno a corto plazo y el otro a largo plazo. El primero, la previsible moción de censura que la oposición laborista tiene preparada ya, y que no debería, con los números en la mano, prosperar. La segunda, la fecha de salida de la UE, del Brexit, prevista para el 31 de octubre y que deja con escaso, si no nulo, margen de maniobra al nuevo primer ministro para buscar una salida.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información