Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jueces desestiman la causa contra Boris Johnson por las mentiras del Brexit

Vía libre para la campaña del popular euroescéptico en la sucesión de Theresa May

El candidato a suceder a Theresa May, Boris Johson, en Londres este viernes
El candidato a suceder a Theresa May, Boris Johson, en Londres este viernes AFP

La mejor noticia en el mejor momento. La justicia británica ha dado la razón a Boris Johnson y ha rechazado que comience un procedimiento contra el político euroescéptico por las supuestas mentiras vertidas durante la campaña del referéndum del Brexit, en 2016. La decisión se ha dado a conocer este viernes, el día en que Theresa May hace efectiva su renuncia al liderazgo del Partido Conservador y comienza la carrera por su sucesión, en la que todas las encuestas sitúan a Johnson en primera posición.

"Nos ha convencido, señor Darbishire, lo ha logrado, y desestimamos la petición de comparecencia previa de su cliente", ha dicho escuetamente en nombre del tribunal la magistrada Anne Judith Rafferty al abogado de Johnson.

El exalcalde de Londres se enfrentaba a la posibilidad de un juicio por las exageradas —y según la acusación, mentirosas— afirmaciones que realizó durante el referéndum. En concreto, la cifra de 350 millones de libras (unos 400 millones de euros) que, según dijo y llegó a pintar en los laterales de un autobús que recorrió el país, se pagaban diariamente a Bruselas y podrían destinarse a reparar el maltrecho Servicio Nacional de Salud (NHS) británico.

"Se trataba de una afirmación política, abierta a contradicción y debate. Quedaba sujeto al sentido común de los votantes descontarla o no, según decidieran hacer", ha argumentado la defensa de Johnson. Sus abogados han conseguido que el tribunal superior descalifique como error la decisión de la jueza Margot Coleman de que el proceso siguiese su curso. Desde el principio, han defendido que la causa respondía a claras motivaciones políticas.

El abogado que impulsó la acusación, Marcus Ball, es un conocido activista que llegó a recaudar donaciones por valor de más de 330.000 euros, y que según algunos medios conservadores utilizó en parte en su propio provecho. "He dedicado tres años de mi vida y un ridículo número de horas de trabajo por menos del salario mínimo para impulsar este caso, porque creo que tiene fundamento", se defendió Ball ante la prensa el día en que logró su pequeña victoria judicial.

Los expertos legales vaticinaron desde un principio que el caso no tendría recorrido, aunque logró poner en aprieto a Johnson, que en las últimas semanas se esfuerza por dar una imagen contenida y seria y se vio de repente enfrentado a un pasado exagerado e histriónico que ahora pretende dejar atrás. Durante la escasa semana que ha durado este desafío judicial, el candidato ha mantenido un escrupuloso silencio y solo se ha expresado a través de su equipo legal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información