La justicia británica cita a Boris Johnson por mentir en la campaña del Brexit

Una activista demanda al político por inducir a engaño sobre el coste de pertenecer a la UE

Boris Johnson sale de su vivienda en Londres, este miércoles.
Boris Johnson sale de su vivienda en Londres, este miércoles.EFE

Boris Johnson se esfuerza estos días en convencer a todos de que ya no es el político excéntrico, inestable y poco serio de los últimos años, pero el pasado ha vuelto a recordárselo. La ya legendaria "infamia" que repitió alegremente durante la campaña del referéndum del Brexit de 2016 -"Reino Unido destina todos lo días 350 millones de libras, unos 400 millones de euros, a las arcas de la UE", insistía- le ha colocado finalmente ante las tribunales. Quizá no pase un susto, pero llega en el peor momento, cuando Johnson acaba de lanzar su campaña para liderar el Partido Conservador.

Más información
El triunfo de los extremos aleja un posible consenso sobre el Brexit
El Partido del Brexit arrasa y causa el hundimiento de los conservadores
La dimisión de May resucita la amenaza de un Brexit salvaje

Una juez británica ha ordenado queJohnson comparezca ante los tribunales acusado de haber mentido deliberadamente sobre el Brexit. La juez del Tribunal de Magistrados de Londres ha sentenciado que Johnson debe responder por tres delitos de conducta indebida en un cargo público. 

"El demandado mintió repetidamente y engañó a los británicos respecto al coste de pertenecer a la UE, asegurando que el Reino Unido tenía que pagar cada semana 350 millones de libras (casi 400 millones de euros)", según reza la acusación contra el político conservador, interpuesta por el abogado y activista Marcus Ball. A fin de poder costear la acusación privada, Ball puso en marcha una campaña de microfinanciación popular, con la que se ha recaudado más de 200.000 libras (226.770 euros).

En el fallo, la juez del Tribunal de Magistrados de Londres, Margot Coleman, ha señalado que las acusaciones no están demostradas, pero ha considerado que Johnson debe enfrentarse a un juicio. "Esto significa que al acusado se le pedirá asistir a este tribunal para una vista preliminar y que el caso luego será enviado al Tribunal de la Corona para juicio", asegura Coleman. 

Por su parte, los abogados del exalcalde de Londres alegaron que la denuncia fue una estratagema con fines meramente políticos. "Ninguno de los actos objeto de queja se produjo en el curso de las obligaciones directas parlamentarias o como alcalde (de Londres) de Johnson, sino en el curso de la campaña política', subrayaron.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Sobre la firma

Rafa de Miguel

Es el corresponsal de EL PAÍS para el Reino Unido e Irlanda. Fue el primer corresponsal de CNN+ en EE UU, donde cubrió el 11-S. Ha dirigido los Servicios Informativos de la SER, fue redactor Jefe de España y Director Adjunto de EL PAÍS. Licenciado en Derecho y Máster en Periodismo por la Escuela de EL PAÍS/UNAM.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS