Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ALASTAIR CAMPBELL EXDIRECTOR DE COMUNICACIÓN DE TONY BLAIR

“Corbyn necesita ser claro sobre el Brexit”

El experto en comunicación es una de las voces más firmes en defensa de un referéndum

Alastair Campbell, después de la entrevista, en Londres Ampliar foto
Alastair Campbell, después de la entrevista, en Londres

Alastair Campbell (Keighley, el Reino Unido, 61 años) presume de ser el tipo con peor prensa en el Reino Unido y con la mejor reputación. “En cada artículo que me describe como maquiavélico y conspirador, puedes leer entre líneas que me consideran un tipo eficaz, que obtiene resultados”, presume el asesor estrella del ex primer ministro, Tony Blair. Hizo de la comunicación política un arte, aunque el suicidio del doctor David Kelly, cuya firma estaba detrás del informe sobre la exageración de las armas de destrucción masiva en Irak, acabó con la carrera política de Campbell, a pesar de que fue posteriormente exonerado de cualquier responsabilidad. Como su exjefe, Blair, se declara laborista hasta las últimas consecuencias, pero no puede disimular su exasperación ante la ambigüedad del actual líder del partido, Jeremy Corbyn, respecto al asunto que definirá el debate político de una generación de británicos: el Brexit.

“Siempre he pensado que hay un elemento populista en la política de Corbyn. Yo defino el populismo como un debate basado, no en hechos objetivos o en análisis políticos, sino en explotar la respuesta emocional de la gente antes que estimular una respuesta racional. Y Corbyn es incapaz de poner frente a la gente opciones y consecuencias reales”, se lamenta.

Cualquier plan de comunicación de Campbell responde a un simple acrónimo: OST. Objetivo. Estrategia. Táctica. (Objective, Strategy, Tactic, en inglés), y se ha sumado como una voz relevante a la campaña en defensa del segundo referéndum, para contrarrestar el “poderoso mensaje” de los partidarios de la salida del Reino Unido de la UE. “Se lo han puesto muy fácil. No necesitan cargarse con datos o análisis. ¿Crees alguien cree que Boris Johnson o Nigel Farage son tan populares por decir la verdad? La gente sabe que trafican con mentiras, pero tienen una narrativa fantástica que gira en torno a una simple palabra: traición. Nos prometieron salir de la UE y nos han traicionado”, explica.

No se queja Campbell de un mundo nuevo en el que las redes sociales amenazan con convertir en irrelevantes a los medios tradicionales. Al revés. Disfrutaría, explica, si le tocara dirigir ahora de nuevo la comunicación del Gobierno. “Ya no sería necesario hacer la ronda diaria de periódicos, de una u otra tendencia, para convencerles de algo. Ahora el mensaje es unidireccional, concentrado. Es más fácil lanzar tus consignas a través de las redes y controlar tu contenido”. Aunque resulta curioso que la edad haya hecho que el gran manipulador que para muchos fue este gurú venido del periodismo añore ahora el debate racional y civilizado. “Asistí hace poco a una feria literaria. Una mujer no paraba de gritar e interrumpirme. Me acusaba haberle robado la democracia. Le dije: permítame exponerle una serie de hechos. Y me respondió: no me interesan tus datos, me interesan mis sentimientos”.

Y aún así, tiene claro cuál debería ser el mensaje del laborismo: Ahora ya Sabemos. “Desde que se celebró el referéndum, hemos comprobado que no hay un modo fácil de llevar esto a la práctica. Un Brexit que nos salga gratis es imposible. Con todo lo que sabemos ahora, debemos consultar de nuevo a la gente. Y una vez dicho todo eso, hacer campaña por la permanencia. Así de simple”, defiende con entusiasmo mientras abre su sudadera, en medio de la cafetería donde ha tenido lugar la charla, y muestra la camiseta que viste ahora a menudo: Stop Brexit.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información