Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arabia Saudí quita la nacionalidad al hijo favorito de Bin Laden

Estados Unidos ofrece un millón de dólares de recompensa por Hamza, el que fuera favorito del terrorista y su heredero

Hamza bin Laden, a la derecha, junto a su padre, en 2001. En vídeo, EE UU ofrece la recompensa por su localización.

Arabia Saudí ha retirado la nacionalidad a Hamza Bin Laden, el hijo favorito del ya desaparecido Osama Bin Laden y que ha seguido sus pasos en Al Qaeda. La noticia, difundida este viernes por la prensa saudí, sigue al anuncio por parte de Estados Unidos de una recompensa de hasta un millón de dólares (800.000 euros) a quien pueda facilitar información sobre el paradero de Hamza. Washington le acusa de amenazar a EE. UU. y sus aliados occidentales en venganza por la muerte de su padre.

Las autoridades saudíes no han explicado el motivo de su decisión. Sin embargo, la insistencia de sus medios en dejar claro que la medida se tomó el pasado noviembre y que el decreto real que la hace efectiva data del 22 de febrero, envía el mensaje de que no han actuado a remolque de su aliado estadounidense. A pesar de la larga relación bilateral, desde la llegada al trono del rey Salmán, Arabia Saudí ha venido mostrándose más independiente y asertivo en su política exterior.

Osama Bin Laden, a quien su país también despojó de la nacionalidad en su día, es una prueba de los complejos vínculos entre EE. UU. y Arabia Saudí. Bin Laden, que fundó Al Qaeda en 1988 para luchar contra la presencia soviética en Afganistán, contó inicialmente con el apoyo de los Gobiernos de Washington y Riad. Sin embargo, tras la salida de la URSS, se volvió contra EE. UU. Tras una década de atentados, el 11-S abrió una de las mayores crisis entre ambos aliados. Diez años más tarde, en 2011, un equipo de las fuerzas especiales de los Marines estadounidenses (SEALS) le mató en su residencia de Abbottabad (Pakistán), donde vivía escondido.

Hamza, que hoy tiene 30 años, no se encontraba con él, aunque inicialmente hubo dudas. Pero sí había estado a su lado en Afganistán hasta los atentados del 11-S, como quedó constancia en fotos en las que aparecía junto a su padre, y allí recibió preparación para un día relevarle al frente de la organización terrorista. De la proximidad a aquel da una idea el hecho de que, a pesar de ser su 15º hijo, los próximos a Bin Laden se dirigieran a él como Abu Hamza (padre de Hamza), un honor habitualmente reservado al primogénito. El muchacho fue el único hijo que Osama tuvo con su tercera esposa, Jairiah Saber, una mujer de Yedda con la que se casó en 1985.

Pero el “príncipe heredero de la yihad”, como llegó a conocérsele, era demasiado joven a la muerte de Bin Laden. La dirección de Al Qaeda recayó sobre su número dos, el egipcio Ayman al Zawahiri a quien muchos consideraban ya el verdadero cerebro del grupo y del 11-S. Sin embargo, Hamza parece haber seguido subiendo escalones en la organización. Aunque ya estaba en la lista negra de terroristas de EE. UU., ahora el Departamento de Estado norteamericano le presenta como un “líder emergente” en Al Qaeda.

“Desde al menos 2015, ha publicado mensajes de audio y vídeo en Internet, pidiendo a sus seguidores que lancen ataques contra Estados Unidos y sus aliados occidentales, y ha amenazado con atacar Estados Unidos en venganza por la muerte de su padre por parte de fuerzas militares estadounidenses en mayo de 2011”, asegura el comunicado en el que se ofrece la recompensa por ayudar a “identificarle o localizarle en el país que sea”.

Fue en 2015 cuando Al Zawahiri le presentó en un mensaje de audio. Con el autodenominado Estado Islámico (ISIS) ganando terreno a Al Qaeda por el control de la yihad global, Hamza intentaba rejuvenecer la imagen de la organización y ganar nuevos reclutas.

Un vídeo encontrado en la casa de Abbottabad en 2011 (y revelado por la CIA hace dos años) mostraba su boda a los 17 años aparentemente en Irán, donde su madre y varios de sus medio hermanos estaban retenidos desde que huyeron de Afganistán en víspera de los bombardeos estadounidenses. Fueron las primeras imágenes de Hamza adulto, pero desde entonces se desconoce su paradero. En los últimos meses, algunos expertos en grupos islamistas le han situado al frente de Ansar al Furqan (literalmente Partidarios del Criterio), que aún estaría atrayendo a yihadistas a Siria.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información