Casado y Rivera piden a Sánchez que reconozca a Guaidó como presidente de Venezuela

Borrell llama a mantener la "unidad de acción" de la UE y a "no hacer seguidismo"

Una multitud opositora en Caracas, durante el discurso en el que Juan Guaidó se ha autoproclamado presidente de Venezuela. En vídeo, Casado exige a Sánchez el reconocimiento de Guaidó como presidente de Venezuela.FOTO: MIGUEL GUTIÉRREZ (EFE) | VÍDEO: ATLAS (atlas)

Venezuela sigue diviendo a las fuerzas políticas españolas. Mientras los líderes del PP y de Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera, se han adelantado a pedir al Gobierno que reconozca ya al líder de Asamblea venezolana, Juan Guaidó, como "presidente encargado" del país, como han hecho Estados Unidos, Canadá y algunos países latinoamericanos, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha pedido cautela para consensuar una posición en el seno de la UE.

Más información

“España tiene que estar al lado de las principales potencias que ya han reconocido al legítimo presidente de Venezuela y dejar de estar cerca de los dictadores”, dijo el presidente del PP, en referencia al venezolano Maduro y al cubano Díaz Canel. Casado emplazó a Pedro Sánchez a reconocer a Guaidó y a sumarse a los países que están llevando a "un sátrapa" (Maduro) a la Corte Penal Internacional.

De su lado, Rivera ha pedido al Gobierno español, a través de su cuenta de Twitter, que reconozca a Guaidó como presidente del país, “como han hecho EE UU o Canadá, para que se abra paso una transición democrática que devuelva la libertad y la voz a los venezolanos". Y ha concluido con un mensaje de respaldo a los venezolanos: "Tenéis todo mi apoyo”.

Por el contrario, Izquierda Unida ha respaldado a Maduro y ha condenado el “golpe de Estado” de la oposición, “bajo el amparo de EE UU”, mientras que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, dijo que “España y Europa deben defender la legalidad internacional, el diálogo y la mediación pacífica, no un golpe de Estado".

Por parte del Gobierno, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha llamado a la cautela. El jefe de la diplomacia española ha apostado por “preservar la unidad de acción” de la UE y ha reclamado un “debate rápido” de los ministros europeos, porque “no se puede tomar decisión en caliente, sin estar informados". "No vamos a hacer seguidismo de nadie”, ha apostillado.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

La UE ha criticado la falta de condiciones democráticas de las elecciones venezolanas de mayo pasado, en las que Maduro resultó reelegido, pero hasta ahora no ha cuestionado su legitimidad. Los embajadores europeos no asistieron el pasado día 10 a la toma de posesión de Maduro para un nuevo mandato, pero en cambio se reunieron con él en el Palacio de Miraflores pocos días después.

El último giro de la crisis venezolana ha pillado a Borrell en una conferencia en Madrid con su homólogo portugués, Augusto Santos Silva, que ha abandonado para hablar con el presidente Pedro Sánchez, que participa en el foro de Davos (Suiza), y atender llamadas de la Embajada de EE UU.  “Cuando ocurren estas cosas, el poder determinante lo tiene el Ejército, que no sabemos dónde está”, ha reconocido el ministro. También el canciller luso ha pedido que la UE actúe de forma coordinada y ha dejado claro que "no es suficiente" con que Trump reconozca a Guaidó.

Fuentes del Ministerio de Exteriores explicaron anoche que Borrell estaba en contacto con sus homólogos de la UE para consensurar una posición común, "lo antes posible".

Por la tarde, Borrell y Santos habían defendido su petición (respaldada por Francia, Italia y Holanda) de que la UE ponga en marcha cuanto antes un "grupo de contacto internacional" para facilitar el diálogo entre el Gobierno y la oposición. Borrell ha dicho que no tiene ninguna simpatía por el régimen de Maduro pero que hay que buscar métodos, "sin levantar las sanciones", para hallar una solución política y negociada. Ambos han subrayado que en Venezuela viven un millón de europeos (muchos de ellos españoles o portugueses) de cuya suerte no pueden desentenderse.

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción