Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Australia estudia acoger como refugiada a la joven saudí que huyó de su familia

"Acnur ha remitido el caso de Rahaf Mohamed al-Qunun a Canberra para que considere su acogida como refugiada", dice el Ministerio del Interior australiano

Rahaf Mohamed al Qunun, en el vídeo en el que explica su huida.

El Gobierno australiano estudia acoger a Rahaf Mohamed al-Qunun, la joven saudí que huyó de su familia y se encerró en un hotel en el aeropuerto de Bangkok, a petición de Acnur, la agencia de la ONU para los refugiados, informó este miércoles el Ministerio del Interior de Australia.

"Acnur ha remitido [el caso de] Rahaf Mohamed al-Qunun a Australia para que considere su acogida como refugiada. El Ministerio del Interior estudiará esta solicitud de la forma habitual, como hace con todas las propuestas de Acnur", explica el ministerio en una breve declaración. "El Gobierno no hará más comentarios sobre este asunto", añade. Fuentes oficiales australianas citadas por la BBC apuntan a que la solicitud será aceptada.

Acnur, que está a cargo de la joven en la capital tailandesa, no ha confirmado de momento que haya otorgado estatus de refugiada a Al-Qunun, que denuncia que en Arabia Saudí su familia la vejaba, amenazaba de muerte y quería forzarla a un matrimonio concertado.

La joven huyó de su familia la semana pasada durante un viaje a Kuwait (país que sí permite a las mujeres viajar sin un tutor masculino) y voló sola a Tailandia, desde donde pretendía tomar un avión a Australia para solicitar asilo. Pero al llegar al aeropuerto de Bangkok las autoridades migratorias del país del sudeste asiático la detuvieron. La joven asegura que un empleado de la aerolínea Kuwait Airways le confiscó el pasaporte y le comunicó que, a petición de la embajada de Arabia Saudí, iba a ser obligada a embarcar el lunes en un vuelo de vuelta a Kuwait, donde la esperaban sus familiares. La joven decidió entonces atrincherarse en la habitación de un hotel de tránsito en el aeropuerto de Bangkok. Abrió una cuenta en Twitter y publicó su primer tuit el domingo pasado, al que siguieron otros textos y vídeos. Su historia se hizo viral y cuenta con 108.000 seguidores.

Finalmente, la saudí quedó a cargo de Acnur y le fue concedida entrada temporal en Tailandia. Su padre y su hermano han viajado a Bangkok, pero ella se ha negado a verlos. Su caso ha atraído la atención internacional por las estrictas normas de Arabia Saudí, incluida la obligación de que las mujeres tengan el permiso de un familiar hombre para viajar.

El caso llega además en un momento en el que las autoridades saudíes afrontan críticas a nivel internacional por el asesinato del periodista saudí crítico Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul el pasado octubre.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información