Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Hallado en Alemania un carné de la Stasi a nombre de Vladímir Putin

La acreditación, que publica el diario 'Bild', muestra que el actual presidente ruso tuvo acceso libre al servicio secreto de la RDA

Vladimir Putin, en una foto de archivo, durante su etapa como agente de la KGB.
Vladimir Putin, en una foto de archivo, durante su etapa como agente de la KGB. KREMLIN

Vladímir Putin, que fue agente de la KGB antes de iniciar su carrera política, siempre quiso ser espía. El hallazgo de una identificación suya de la Stasi alemana demostraría que lo logró por partida doble: como agente del servicio secreto soviético y del de la también comunista República Democrática Alemana. 

"Incluso antes de acabar el instituto, ya quería trabajar en inteligencia", reza su biografía oficial en la web del Kremlin. En 1975, el mismo el mismo año en que terminó sus estudios en la universidad, entró en la KGB, el servicio de inteligencia soviético. Una década más tarde fue destinado a la República Democrática Alemana, donde pasaría cinco años. 

La tarjeta de identificación, según revela el diario alemán Bild, ha aparecido en los archivos de la Stasi en la ciudad de Dresde, donde pasó la mayor parte de su estancia en Alemania, y demuestra que Putin, además de ser oficial de la KGB, también fue empleado del Servicio de Seguridad del Estado de la RDA.

El documento se expidió el 31 de diciembre de 1985 e incluye varios sellos de validación. El último es de 1989, el mismo año de la caída del muro. Al año siguiente, la RDA se reunificó con la República Federal para constituir la actual Alemania. 

El director del archivo declaró a Bild que la identificación permitía a Putin entrar a las oficinas de la Stasi con libertad, y eso le facilitaría reclutar agentes sin tener que desvelar que también era un agente ruso. Con todo, esa doble condición no era rara en el país satélite de los soviéticos. "En aquella época, los tiempos de la URSS, el KGB y la Stasi eran servicios asociados, y el intercambio de carnés no era algo descartable", ha dicho el portavoz del Kremlin, Dimitry Peskov. Sin embargo, la sede del Gobierno no ha confirmado ni desmentido que la Stasi librara una identificación al actual presidente de la Federación Rusa. 

Las fotografías de los archivos de la Stasi han revelado, según recoge el diario The Guardian, que otros oficiales rusos destacados prestaron servicio en la organización en Dresde al mismo tiempo que Putin, como Serguéi Chemézov, director de la compañía de tecnología para la defensa Rostec; o el oligarca Nicolái Tokárev, presidente de la Transneft, la empresa estatal que controla los oleoductos rusos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información