Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otros tiroteos registrados en Estados Unidos en 2018

Siete incidentes anteriores sumaron un total de 53 muertos

El último tiroteo registrado en Estados Unidos, antes del ocurrido este miércoles en Los Ángeles, tuvo lugar el 27 de octubre, cuando once personas murieron y seis fueron heridas en el tiroteo en la sinagoga de la Congregación del Árbol de la Vida, en la ciudad de Pittsburgh (Pensilvania), llevado a cabo por Rob Bowers, un supremacista que fue detenido. Se trató del ataque más mortífero contra la comunidad judía en la historia de Estados Unidos.

Participantes en la vigilia tras el atentado en la sinagoga El árbol de la vida en Pittsburgh, el 3 de noviembre.
Participantes en la vigilia tras el atentado en la sinagoga El árbol de la vida en Pittsburgh, el 3 de noviembre. REUTERS

El 14 de febrero de 2018, un exalumno expulsado por indisciplina lanzó varias bombas de humo antes de disparar con un fusil de asalto y matar a 17 personas en la escuela secundaria Stoneman Douglas, en Parkland (Florida).

El 18 de mayo, Dimitrios Pagourtzis, un joven de 17 años, mató a 10 personas en un tiroteo en un instituto de Santa Fe en el estado de Texas. Pagourtzis estudiaba en la escuela atacada, no tenía antecedentes penales y no estaba en el radar de la policía. Las autoridades encontraron explosivos en los alrededores del colegio y en la casa y vehículo del asaltante.

El pasado 28 de junio, un hombre entró disparando a la redacción del diario local Capital Gazette, en Annapolis (Maryland), y mató a cinco personas antes de ser detenido por la policía, que informó de que el atacante actuó por venganza.

Un nuevo suceso de estas características ocurrió el 26 de agosto pasado, cuando un joven, identificado como David Katz, un hombre blanco de 24 años originario de Baltimore (Maryland), que participaba en un torneo de videojuegos en la localidad de Jacksonville, en Florida, mató a dos personas antes de suicidarse en el restaurante del centro comercial donde se celebraba el evento.

El 12 de septiembre pasado, un hombre mató a cinco personas, entre ellas su mujer, y después se suicidó en Bakersfield (California). El hombre mató a su esposa a tiros. Junto a ella, mató a un empleado de una compañía de transporte. Después, persiguió a otro empleado hasta que lo mató cerca de allí. Por último, entró en una casa y mató a otros dos hombres. Robó un coche en el que iban una mujer y su hijo. Cuando se encontró cercado por la policía, se suicidó. La mujer y el niño resultaron ilesos. Todo ello, en diez minutos.

Finalmente, el 20 de septiembre, una mujer mató a tres personas y dejó heridas a otras tres antes de suicidarse en el centro de distribución de farmacias Rite Aid de la localidad de Aberdeen (Maryland), en el que era empleada temporal. Es muy inusual en Estados Unidos que una mujer sea la responsable de un tiroteo, como en este caso.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información