Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía registra la sede de Francia Insumisa y la casa de su líder

Jean-Luc Mélenchon denuncia una “operación política” tras la investigación financiera

El líder de La Francia Insumisa (LFI), Jean-Luc Mélenchon, tras los registros en su casa y en la sede del partido.

La policía francesa ha efectuado este martes sendos registros en la sede parisina de Francia Insumisa (LFI, por sus siglas en francés) y en la casa del líder del partido izquierdista, Jean-Luc Mélenchon. Este, que no dudó en grabar en directo las pesquisas —realizadas en el marco de una investigación sobre las cuentas de su campaña electoral y sobre presuntos empleos ficticios en el Parlamento Europeo denunció una “operación política” y de “intimidación” dirigida por el Gobierno de Emmanuel Macron para “criminalizar” su acción como principal voz de la oposición desde la izquierda. El ejecutivo ha negado cualquier injerencia.

“Estos señores llevan desde las siete de la mañana en mi casa (…) hace tres horas que están aquí. Os garantizo que no van a ir a casa del presidente (Macron), que también ha sido denunciado, ni a la del señor [Christophe] Castaner, el nuevo ministro del Interior”, denunció Mélenchon en un vídeo que publicó en directo mientras varios agentes registraban su vivienda. La operación tuvo lugar en el mismo momento en que desde el Elíseo se anunciaba el cambio de Gobierno, incluido el nombramiento de Castaner al frente de Interior y, por tanto, responsable máximo de los agentes policiales.

“Este Gobierno nace en la vergüenza de un registro en los locales de uno de los principales grupos de oposición del país (…). Es el Gobierno de los registros, de la violación de la democracia (…) lo hacen para intimidar y dar miedo”, sostuvo Mélenchon, que también llamó a sus seguidores a plantarse en la sede del partido para “protestar contra este ataque político” y a “no dejarse intimidar”.

En una sesión de preguntas y respuestas en la Asamblea Nacional durante la tarde, el primer ministro, Édouard Philippe, rechazó las acusaciones de Mélenchon y destacó la independencia de la justicia “bajo todas las circunstancias”.

“No nos corresponde a ninguno de nosotros”, insistió mirando al líder de Francia Insumisa, “cuestionar el texto constitucional y el principio fundamental de la independencia de la justicia”.

Los registros realizados tanto en la casa de Mélenchon como en la sede de LFI y en los domicilios de antiguos asistentes del político de izquierda fueron realizados por la Oficina Central de Lucha Contra la Corrupción y los Delitos Financieros (OCLCIFF, por sus siglas en francés) en el marco de dos investigaciones preliminares abiertas por la fiscalía.

Una de ellas, obedece a una denuncia sobre presuntos empleos ficticios en el Parlamento Europeo por parte de Francia Insumisa, sospecha bajo la cual también está siendo investigado el partido de ultraderecha Reagrupamiento Nacional (antiguo Frente Nacional), de Marine Le Pen. Mélenchon de hecho aseguró en un comunicado que la denuncia contra su partido fue realizada por una antigua eurodiputada del FN, Sophie Montel, y que ella misma habría dicho que no fue más que una “broma”.

La segunda investigación preliminar fue abierta el pasado mayo, después de que el presidente de la comisión nacional que audita las cuentas de campaña y de financiación política señalase posibles irregularidades en la financiación de la campaña de Mélenchon durante las elecciones presidenciales de 2017. Francia Insumisa recordó que dicha comisión validó en febrero pasado sus cuentas “sin ninguna irregularidad”, algo que, agregó, “no es el caso con las cuentas de Macron”, pese a lo cual el presidente “y sus allegados no sufren este tipo de persecuciones”, afirmó en su comunicado. Mélenchon, que dijo que se estaba atacando su “honor” con estos registros, prometió hacer públicas todas la contabilidad de su campaña como el "único modo" de defenderse de esta "agresión política".

Mélenchon ha recibido el apoyo de políticos como el líder de Podemos, Pablo Iglesias. “En el mismo día en que Macron hace frente a la crisis de su Gobierno, la policía se presenta en casa de Jean-Luc Mélenchon. Lo nunca visto en Europa”, tuiteó Iglesias en francés, a la par que manifestó “todo su respaldo a los camaradas insumisos”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información