Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Italia aprueba unos presupuestos que vulneran las reglas de la UE

El Consejo de Ministros de luz verde a unas cuentas que aumentarán el déficit hasta el 2,4% y que difícilmente generarán el crecimiento que necesita el país

Los vicepresidentes de Italia, Luigi Di Maio y Matteo Salvini, con el primer ministro, Giuseppe Conte y el minsitro de Economía, Giovanni Tria.
Los vicepresidentes de Italia, Luigi Di Maio y Matteo Salvini, con el primer ministro, Giuseppe Conte y el minsitro de Economía, Giovanni Tria. AFP

La sorpresa, finalmente, es que no ha habido sorpresas. El presupuesto con el que Italia desafía las reglas de la Unión Europea y fijará un déficit del 2,4% para el próximo año ha sido aprobado por el consejo de ministros a última de hora del lunes. El ministro de Economía, Giovanni Tria, ha tenido que organizar un equilibrio de fuerzas para hacer caber las antagónicas propuestas electorales de los dos partidos que gobiernan Italia (Liga y Movimiento 5 Estrellas) y se lo jugará todo a unas cuentas que nadie fuera del Ejecutivo respalda. La prima de riesgo (en niveles de 2014), la Bolsa, el FMI y Bankitalia ya han advertido al Gobierno de que tiene todas las de perder.

La Comisión Europea recibirá finalmente en tiempo y forma –antes de la medianoche del lunes- el documento que sintetiza las cuentas de Italia para 2019. Y quizá hubiera preferido no hacerlo, porque ahora se abre un complicadísimo escenario político en que cualquier movimiento puede alimentar todavía más la fiebre populista de un Gobierno que tenderá a culpar a la UE de todos los males de Italia. La Comisión tiene ahora una semana para pedir explicaciones o, directamente, que se rehagan las cuentas si consideran que no son ajustadas.

El acuerdo de Gobierno firmado por Liga y Movimiento 5 Estrellas tenía que cumplirse a cualquier precio. Y la tercera economía de la zona euro y última en crecimiento ha anunciado que habrá rebaja de la edad de jubilación (7.000 millones de euros), también una suerte de renta ciudadana para la que se destinarán más de 8.000 millones de euros y la implantación de una tarifa plana de IRPF para autónomos. Un tutti frutti económico que difícilmente, opinan los expertos, permitirá al país cumplir con las reglas europeas y hacer frente a la deuda del 132% de su PIB.

El tira y afloja mantenido por los dos partidos ha estado a punto de hacer saltar todo por los aires. El último asunto de controversia era la “denominada paz fiscal”. Es decir, la condonación de la deuda con Hacienda a miles de evasores fiscales, en cuyo límite de deuda no se ponían de acuerdo y ahora se podrá liquidar pagando el 20% del total con un máximo de 100.000 euros. Además, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, se ha anunciado que se modificará la reforma de la ley de pensiones y se adelantará la edad de jubilación para unas 400.000 personas.

Tria, un técnico de perfil moderado que ha intentado hasta última hora rebajar las pretensiones de los dos vicepresidentes (Matteo Salvini y Luigi Di Maio), se ha mantenido en el cargo por una mera cuestión institucional. Salvini ya dejó claro hace unos días que no había marcha atrás. “He asumido un compromiso para cambiar la ley de pensiones y, ahora, porque alguien en Bruselas, la prima de riesgo o Bankitalia me diga que esto no conviene, ¿les digo a los italianos que bromeaba?”.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, un hombre de escaso poder colocado por ambos partidos para poner rostro a las decisiones que tomen de forma conjunta, dijo este domingo que los presupuestos “cumplirán las promesas realizadas y mantendrán las cuentas en orden”. La comisión europea deberá ahora pronunciarse, pero todo apunta a que su opinión no será la misma.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información