Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merkel sufre una derrota en la elección del presidente de su grupo parlamentario

Los diputados conservadores eligen a Ralph Brinkhaus y no al candidato secundado por la canciller

Ralph Brinkhaus, este martes en el Bundestag.
Ralph Brinkhaus, este martes en el Bundestag. AFP

Angela Merkel sufrió este martes una nueva derrota política al perder a su principal aliado en el grupo parlamentario democristiano (CDU y CSU de Baviera). Los diputados conservadores eligieron sorprendentemente a Ralph Brinkhaus como nuevo presidente de su grupo parlamentario, provocando la caída, después de 13 años en el puesto, de Volker Kauder, uno de los colaboradores más estrechos de la canciller alemana.

Brinkhaus se impuso por 125 votos contra 112. El resultado de la elección del nuevo jefe del grupo parlamentario fue rápidamente interpretado en Berlín como una nueva pérdida de poder de Merkel y un castigo a la gestión de su cuarta legislatura, en la que se ha visto enfrentada a dos grandes crisis de Gobierno: el ultimátum de los aliados bávaros para que la canciller endureciera su política migratoria, y la polémica en torno al jefe del espionaje interior por minimizar ataques xenófobos.


"Era el momento de la democracia. Es una derrota y no hay que disimularla", dijo la canciller en una breve comparecencia ante los medios en la que recordó que ella había apostado por Kauder, con quien ha trabajado "muy bien" durante muchos años. "He trabajado para asegurar que Volker Kauder pueda seguir en su cargo", aseguró Merkel, quien no obstante, ofreció "cooperación" al ganador y le felicitó por su victoria.

Poco después de su elección, el recién elegido líder dijo que estaba "inmensamente feliz" por su éxito. “Tengo un gran respeto por la actuación quien se ha ganado una gran reputación durante su mandato. Ahora es el momento de volver al trabajo rápidamente”, dijo Brinkhaus.

Pero la elección de Ralph Brinkhaus como nuevo presidente del grupo parlamentario fue calificada por varios comentaristas de la televisión germana, como una grave derrota política para la canciller. “Es el comienzo del fin de la era Merkel, afirmó Heiner Bremer, un conocido analista político de la cadena de noticias N-TV.

“El éxito de Brinkhaus tras dos dramáticas crisis gubernamentales en pocos meses puede interpretarse como una clara señal de la disminución del apoyo de Merkel en el grupo parlamentario”, señaló, por su parte, Der Spiegel en su edición digital.

Kauder, un veterano parlamentario conservador de 69 años, se había encargado en múltiples ocasiones de alinear al grupo parlamentario con las posiciones de la canciller, sobre todo para apoyarla en su gestión en la crisis de los refugiados, los rescates financieros a Grecia y la crisis financiera que estalló en 2008.

Brinkhaus había justificado su candidatura, entre otras cosas, con el deseo de que el grupo parlamentario desempeñara un papel más activo. También promovió un mayor espíritu de equipo. "Me presento para darle un nuevo impulso al grupo parlamentario y no contra la canciller", había anunciado.

A diferencia de Kauder, que nunca quiso participar en un programa de entrevistas con políticos del partido xenófobo Alternativa para Alemania (AfD), Brinkhaus se mostró a favor hablar con representantes del partido de extrema derecha. “También hay cada vez más votantes de protesta en la clase media, a los que tenemos que cuidar más que antes", dijo.

Brinkhaus, al que se percibe como más a la derecha que Kauder y la canciller, no contaba con el respaldo de ninguna gran figura del bloque conservador y no había concedido ninguna entrevista durante los últimos días para promocionar su candidatura. De 50 años, accedió al Bundestag (Parlamento Federal) en 2009 y desde hace cuatro años es vicepresidente del grupo parlamentario conservador para Presupuesto, Finanzas y Política Municipal.

Más información