Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Segundo alto el fuego en Gaza en una semana

La tregua se ha alcanzado después de una ofensiva a gran escala del Ejército israelí

Un palestino llora en el funeral de su hermano este sábado en Gaza.
Un palestino llora en el funeral de su hermano este sábado en Gaza. AFP

Por segunda vez en una semana el Movimiento de Resistencia Islámico (Hamás) y la Yihad Islámica han declarado un alto el fuego en Gaza que entró en vigor la madrugada del sábado. La tregua se ha alcanzado una vez más con la mediación egipcia y del coordinador para Oriente Medio de la ONU, Nicolai Mladenov , después de que el Ejército israelí llevara a cabo una ofensiva a gran escala en el territorio mediterráneo palestino.

Los militares hebreos, tras perder a un soldado de la brigada Givati que murió por disparos de un francotirador de los islamistas, bombardearon más de 60 objetivos en la Franja, entre ellos tres cuarteles de Hamás y varios depósitos de armas. En la ofensiva murieron tres milicianos de Hamás. Horas antes, durante las habituales protestas del viernes que desde el pasado 30 de abril se celebran semanalmente en la frontera, moría otro palestino.

Este sábado, a pesar del alto el fuego, la artillería israelí disparó de nuevo contra la Franja, según fuentes militares para repeler un intento de infiltración en Israel desde el territorio palestino y para evitar el lanzamiento de artefactos incendiarios al otro lado de la valla. Israel ha reiterado que no va a permitir que le sigan provocando incendios mediante cometas incendiarias, globos, condones y otro artilugios enviados desde Gaza a las comunidades fronterizas israelíes. El Ejército israelí le ha recordado a su líder político, Yahia Sinwar, que “no es inmune”, una clara advertencia a los líderes de Hamás para que paren todo tipo de lanzamientos o el próximo objetivo pueden ser ellos.

La tensión en la zona fronteriza se mantiene desde el comienzo de la Gran Marcha del Retorno el 30 de marzo, por la que miles de personas se manifiestan cada viernes y durante la que han muerto 141 palestinos, el último el viernes, por munición real del Ejército israelí con la que dispersa los acercamientos a la valla. El Ejército hace responsable a Hamás de la inestabilidad que se vive en la frontera desde entonces, y le acusa de "perpetrar actividades terroristas, bajo el disfraz de civiles". 

La escalada del viernes sigue a la del pasado sábado, la peor desde la operación militar israelí de 2014, cuando las milicias palestinas arrojaron más de 200 proyectiles hacia Israel, a lo que la aviación israelí respondió con un operación militar que terminó con otro frágil alto el fuego.  

Más información