Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arabia Saudí y Emiratos lanzan el asalto al puerto yemení por donde entra la ayuda

La ofensiva pretende asfixiar la zona bajo control de los rebeldes Huthi para forzar su rendición

Leales al Gobierno yemení, en un tanque cerca de Hodeida.
Leales al Gobierno yemení, en un tanque cerca de Hodeida. REUTERS

Desoyendo todas las advertencias de la ONU, las ONG e incluso su aliado EE UU, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU) han lanzado este miércoles su anunciado asalto a Hodeida, el principal punto de acceso de la ayuda a Yemen y el mayor puerto en manos de los rebeldes Huthi. La operación, anunciada formalmente por el Gobierno yemení en el exilio, se inició a medianoche tras vencer el ultimátum que este había dado al grupo que le arrebató el poder en 2014 y al que la coalición árabe acusa de ser un peón de Irán. Tanto la ONU como la UE estiman que la ofensiva agrava la situación humanitaria y mina las posibilidades de un entendimiento.

“La liberación del puerto de Hodeida es un punto de inflexión en nuestra lucha para recuperar Yemen de las milicias que lo secuestraron al servicio de intereses extranjeros”, afirma el comunicado difundido por el Gobierno de Abdrabbo Mansur Hadi. Significativamente, el presidente yemení internacionalmente reconocido había llegado la víspera a Abu Dhabi, la capital de EAU, que es el principal respaldo de Arabia Saudí en la campaña militar que lanzó contra los Huthi hace tres años.

Aunque la coalición árabe montada por Riad logró expulsar a los rebeldes del sur de Yemen, el grupo (una milicia surgida de la marginación de la minoría zaydí durante la dictadura de Saleh) se mantiene en el poder en Saná y el presidente Hadi ni siquiera ha podido regresar al país. Arabia Saudí y sus aliados acusan a los Huthi de estar usando el puerto de Hodeida para abastecerse de misiles iraníes, algo que ellos niegan. Inspectores de la ONU se encargan de controlar los barcos con el fin de impedirlo. El asalto, que se viene preparando desde el pasado mayo, tiene como objetivo declarado acabar con ese contrabando.

Arabia Saudí y Emiratos lanzan el asalto al puerto yemení por donde entra la ayuda

Sin embargo, numerosos observadores sospechan que en realidad se trata de rodear por completo el enclave noroccidental en el que se han hecho fuertes los Huthi para cortarles el abastecimiento, asfixiarlos económicamente y forzar su rendición.

“Esta ofensiva militar va a echar por tierra toda posibilidad de un acuerdo de paz”, advierte la embajadora de la UE para Yemen, la española Antonia Calvo, en un intercambio de mensajes con EL PAÍS. Calvo subraya el riesgo de víctimas civiles de la operación que se desarrolla en una zona densamente poblada. “La ONU estima que pueden producirse 250.000 muertos, eso es la mitad de los que ha causado la guerra de Siria”, señala con evidente preocupación. Analistas yemeníes temen que Hodeida se convierta “la Alepo de Yemen”.

El nuevo enviado de la ONU para Yemen, Martin Griffith, sigue intentando mediar entre los rebeldes y los dos pilares de la coalición árabe, Arabia Saudí y EAU. “Estoy extremadamente preocupado (…) por la terrible situación humanitaria (…) y no puedo dejar de insistir en que no hay solución militar al conflicto”, ha dicho en un comunicado, en el que pide contención a todas las partes.

Situada a 150 kilómetros al oeste de Saná, la ciudad de Hodeida, con 400.000 habitantes y otros 200.000 en sus alrededores, alberga el principal puerto yemení del mar Rojo (y el segundo mayor del país tras el de Adén, bajo control emiratí). Ya antes de la guerra, ese fondeadero era la entrada para el 70% de las importaciones, en un país que importa el 90% de sus alimentos. Desde entonces, se ha convertido no solo en la primera fuente de ingresos para los Huthi que lo controlan, sino en la única vía de acceso de la ayuda humanitaria para los dos tercios de la población que viven en el territorio bajo su férula.

“Es probable que la batalla por Hodeida se prolongue y deje a millones de yemeníes sin comida, combustible y otros suministros vitales. La lucha desalentará en lugar de facilitar un regreso a la mesa de negociaciones. Yemen se hundirá aún más en lo que ya es la peor crisis humanitaria del mundo”, alertaba la semana pasada un informe del International Crisis Group.

A este respecto, 14 ONG han dirigido una carta abierta al presidente francés, Emmanuel Macron, para que posponga la conferencia humanitaria para Yemen prevista para el próximo día 27 de junio y que cuenta con la copresidencia de Arabia Saudí.

El Consejo de Seguridad de la ONU analizará este jueves, a puerta cerrada, la ofensiva contra Hodeida a petición de Reino Unido.

Más información