Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comentarios filtrados de Boris Johnson revelan la batalla sobre el Brexit en el Gobierno británico

El eurófobo ministro de Exteriores arremete contra el de Economía, pide "dar la batalla ante el enemigo" y sugiere inspirarse en Donald Trump para negociar la salida de la UE

El ministro de Exteriores británico, Boris Johnson.
El ministro de Exteriores británico, Boris Johnson. AFP

Por si alguien dudaba de la gravedad de la batalla que se libra en el seno del Gobierno de Theresa May acerca del Brexit, Boris Johnson, el jefe de la diplomacia británica, ha dejado claros sus términos con su habitual falta de diplomacia. En un discurso privado ante un grupo de campaña conservador, el llamado 'Conservative Way Forward', cuya grabación ha sido filtrada a BuzzFeed y The Times, el titular de Exteriores y portaestandarte del Brexit duro ha acusado al Ministerio de Economía de ser “el corazón de los partidarios de la permanencia” en la UE y de tratar de arruinar el Brexit manteniendo al país cerca de la unión aduanera. La actitud cauta de Philip Hammond, canciller del Exchequer y cara visible del sector proeuropeo en el Gabinete, constituye para Johnson un alarde de “palabrería” sobre los perjuicios a corto plazo, en vez de centrarse en los potenciales beneficios de abandonar la UE.

El ministro del Foreign Office, que desde que empezó la negociación se ha mostrado crítico con cualquier concesión que se aleje de una ruptura radical, dio a entender en su discurso que su visión del Brexit está siendo traicionada por Theresa May. Las presiones del sector encabezado por el ministro de Economía pueden llevar a un acuerdo final, dijo Johnson, “que mantenga a Reino Unido encerrado en una órbita alrededor de la UE, en la unión aduanera y en gran medida dentro todavía del mercado único”. El Gobierno debe "dar la batalla ante el enemigo", continuó el titular de Exteriores, en referencia a los negociadores de Bruselas.

Advirtió Johnson de que la primera ministra va a entrar en una fase en la que “hará falta ser mucho más combativos en Bruselas”. “Debemos asumir el hecho de que ahora puede haber un colapso”, dijo. “No quiero que nadie entre en pánico durante el colapso. Todo va a ir bien al final”.

El jefe del Foreign Office compartió con la audiencia de conservadores thatcheristas su “cada vez mayor admiración a Donald Trump” y se mostró “convencido de que hay un método en la locura” del presidente estadounidense. “Imaginen a Trump llevando el Brexit”, propuso. “Entraría fuerte, habría todo tipo de colapsos, todo tipo de caos. Todo el mundo pensaría que se ha vuelto loco. Pero en realidad podría llegar a algún lado. Es un muy buen pensamiento”.

La filtración del discurso de Johnson se produce el día después de una jornada de frenéticas negociaciones en Westminster, tras la que Theresa May logró evitar la dimisión de su ministro del Brexit. Davis había amenazado con marcharse si May seguía adelante con su propuesta de mantener indefinidamente a Reino Unido en la unión aduanera, en caso de que no se alcanzara un acuerdo con Bruselas, para evitar el desastre que supondría el levantamiento de una frontera física en la isla de Irlanda. Finalmente, May logró apaciguar al sector eurófobo al introducir una vaga mención a una fecha final de dicho plan de contingencia. Un compromiso que difícilmente convencerá en Bruselas.

Así, tratando de parchear las grietas que surgen por todos lados dentro del Gobierno, la primera ministra se enfrenta la semana que viene a una durísima prueba en el Parlamento. La gran ley del Brexit vuelve el martes a la Cámara baja para que los diputados se pronuncien sobre las nada menos que 15 enmiendas introducidas por los lores. Se prevé una jornada legislativa extenuante, en la que el Gobierno se enfrenta a posibles derrotas que podrían ser enormemente dañinas.

Más información