El balón del Mundial que viene del espacio

Tres astronautas de la Estación Espacial Internacional (EEI) trajeron a la Tierra el esférico que podría hacer su debut en el partido inaugural el 14 de junio

Los astronautas de la EEI juegan al fútbol.
Los astronautas de la EEI juegan al fútbol.Instagram Roscosmos

La cuenta atrás para el Mundial de Rusia ya ha comenzado. En estos días de descuento se ultiman detalles como el balón con el que se inaugurará el gran evento deportivo de la temporada. El cosmonauta ruso Antón Shkaplerov, el astronauta estadounidense de la NASA Scott Tingle y el japonés Norishige Kanai trajeron a la tierra este domingo un balón reglamentario que, según las autoridades espaciales rusas, se utilizará en el partido que se diputarán Rusia y Arabia Saudita el próximo 14 de junio. De momento la FIFA no se ha pronunciado, pero el balón modelo Telstar 18 ya está en la tierra.

Más información
Cuando la religión interfiere con el fútbol
China retira 2,3 toneladas de heces humanas del Everest

El esférico ha estado orbitando en la Estación Espacial Internacional (EEI) a 280 kilómetros de la tierra y a una velocidad de 28.000 kilómetros por hora. El cosmonauta ruso Oleg Artemiev anunció en marzo que el balón que llevó a laboratorio espacial entre sus pertenencias se utilizaría en esa jornada de inauguración. El cosmonauta, que se sumó a la tripulación de la EEI hace tres meses, también viajó al espacio con una copia de la mascota del tornero, el lobo Zabivaka.

Durante los cinco meses trascurridos los tres astronautas han formado parte de experimentos científicos, como es habitual en las misiones, pero también ha habido tiempo para dar unos pases de fútbol. En un ambiente más distendido, la agencia espacial rusa Roscosmos publicó la semana pasada un vídeo en el que se ve cómo Chkaplerov y Artemiev jugaban al fútbol flotando en la ingravidez. Lucían una camiseta del Mundial y, de fondo, se apreciaba una bandera rusa.

En la plataforma orbital, que permanece habitada por al menos tres astronautas permanentemente, se han quedado Artemiev, comandante de la expedición, y los astronautas de la NASA Andrew Feustel y Richard Arnold, que tendrán que seguir el Mundial a miles de kilómetros del Luzhnikí Stadium, el estadio que albergará el partido inaugural.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS