Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía mata a seis presos en una operación para recuperar el control de una cárcel de Bolivia

Las víctimas se resistieron con armas de fuego, según informa el Ministerio de Gobierno

Decenas de policías montan guardia tras un operativo policial en la cárcel de Palmasola (Bolivia).
Decenas de policías montan guardia tras un operativo policial en la cárcel de Palmasola (Bolivia). EFE

Seis personas han muerto y más de una veintena han resultado heridas este miércoles tras un operativo policial en el penal de Palmasola de Santa Cruz, al este de Bolivia, que buscaba desarticular a los grupos de poder que controlaban la prisión, según ha informado el viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga. Las cárceles bolivianas presentan serios problemas de conflictividad y hacinamiento debido, entre otros factores, a que el 83 % de los más de 13.800 reclusos está en prisión preventiva sin sentencia. En Palmasola hay más de 5.200 internos, de los que solo unos 400 están cumpliendo condena. 

La madrugada de este miércoles la policía boliviana inició un operativo, en el que participaron 2.300 oficiales, para desarticular a los grupos de poder que controlaban la prisión, han informado fuentes de la policía. Un grupo de prisioneros inició el enfrentamiento con los agentes, de acuerdo con un comunicado del Ministerio de GobiernoEsos reclusos encendieron garrafas y dispararon con armas de fuego, según ha indicado Quiroga en declaraciones a la prensa.

"Murieron seis presos que se resistieron a la incursión policial", ha señalado Quiroga, quien ha calificado el operativo de "exitoso" y ha insistido en que ya han "obtenido el control" del recinto penitenciario. El jefe de la policía ha revelado que también cinco policías y 18 reclusos resultaron heridos y ha precisado que durante la acción se encontró dentro del penal una "fabrica destiladora de alcohol" y además un "sinfín de puestos donde había cocaína", además de "varias plantaciones de marihuana" y celdas con servicio de televisión por cable y conexiones satelitales.

Este es el tercer episodio crítico en Palmasola. Hace unos días hubo un motín y dos reclusos se fugaron. Hace unas semanas también salió a luz el caso de la violación de una niña de ocho años por parte de un interno, que además realizó la grabación de más de cincuenta de esos abusos en su teléfono móvil. Se ha llegado a contabilizar que en las cárceles bolivianas viven hasta 2.100 menores junto a sus padres, una situación única en el mundo según algunos organismos internacionales vinculados a la defensa de derechos de la niñez.

Más información