Oxfam

La filial británica de Oxfam investiga 26 nuevas denuncias de acoso sexual

La investigación se suma al escándalo de la contratación de prostitutas tras el terremoto de Haití

El director de Oxfam, Mark Goldring, ante el Parlamento este martes.Vídeo: SIMON DAWSON (REUTERS) / REUTERS-QUALITY

El director ejecutivo de Oxfam Gran Bretaña, Mark Goldring, ha asegurado que la ONG está investigando 26 nuevos casos de mala conducta sexual en su seno, denunciados después del escándalo desatado por las revelaciones en la prensa británica sobre la explotación a mujeres por parte de sus cooperantes en Haití, en la operación humanitaria que la ONG desplegó sobre el terreno tras el devastador terremoto que golpeó al país caribeño en 2010. En su comparecencia ante un comité parlamentario para esclarecer los hechos, así como el supuesto intento de ocultarlos por parte de los directivos de la ONG, Goldring ha especificado que 16 de las nuevas denuncias corresponden a casos relacionados con sus programas internacionales, y el resto a su operación en Reino Unido.

Más información
Tres empleados de Oxfam amenazaron a un testigo del escándalo sexual en Haití
Médicos Sin Fronteras reconoce 24 casos de acoso o abuso sexual en 2017
Oxfam crea una comisión independiente para erradicar cualquier tipo de abuso
La orgía que cuestiona los fundamentos de las ONG
Oxfam Intermón registra más de mil bajas de socios en España por el escándalo de la filial británica en Haití

“Ha habido 26 nuevos casos puestos en nuestro conocimiento”, ha asegurado. “Oscilan desde eventos más recientes a otros históricos que no fueron denunciados en la época. De verdad queremos que la gente los denuncie”.

Goldring ha pedido disculpas “de todo corazón” ante los diputados por el comportamiento de algunos de sus cooperantes. Y también por sus propios comentarios, recogidos en The Guardian la semana pasada, en los que consideró desproporcionada la ola de críticas recibidas por la ONG, como si esta hubiera “asesinado a bebés en sus cunas”.

"De verdad lo lamento", ha dicho respecto a sus comentarios en la prensa, en los que dijo que había estado seis noches sin dormir tras el escándalo. "Estaba bajo mucho estrés. Había dado entrevistas, había tomado muchas decisiones para tratar de dirigir la respuesta de Oxfam a esto. Estaba pensando en el increíble trabajo que he visto hacer a Oxfam alrededor del mundo, recientemente con refugiados de Myanmar. No debí haber dicho esas cosas".

La ONG puso en marcha mecanismos de salvaguarda a raíz de la investigación interna llevada a cabo en 2011 —que no vio la luz pública hasta que The Times la recogió a principios de este mes—, pero Goldring ha reconocido que no han sido lo suficientemente ambiciosos. El informe, cuyo contenido ha hecho público al fin la ONG, revela que tres de los cooperantes destinados en Haití llegaron a amenazar físicamente a un testigo en el curso de la investigación sobre el uso de prostitutas por parte de al menos siete miembros del personal de Oxfam, incluido el entonces director en el país caribeño, Roland van Hauwermeiren, que ofreció su misión, aunque no fue sancionado ni puesto a disposición de la justicia. 

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Goldring ha reconocido que el lamentable proceder en aquel programa de la ONG, que cuenta con casi 10.000 empleados trabajando en más de 90 países, ha perjudicado a toda la comunidad de la ayuda humanitaria, además de a la propia población de Haití. Hasta 7.000 personas, ha dicho el director, han cancelado sus donaciones desde que el escándalo vio la luz.

El directivo se ha sometido a preguntas de diputados de distintos partidos junto con Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Oxfam International, y Caroline Thomson, presidenta de la fundación. Se trata de una sesión urgente convocada por el Comité sobre Desarrollo Internacional, a raíz de las informaciones publicadas por The Times. El presidente del Comité, Stephen Twigg, ha asegurado que llevarán a cabo una investigación completa sobre malos comportamientos sexuales en el sector de la ayuda internacional.

La sesión ha estado marcada por las reiteradas disculpas pedidas por los comparecientes. Goldring, que se incorporó a la ONG en 2013, ha rechazado las acusaciones de encubrimiento del escándalo. Sus predecesores, ha dicho, consideraron que estaban haciendo lo correcto, en vista de la urgencia del vasto operativo, compuesto por medio millar de cooperantes, desplegado tras el terremoto. “No defiendo la decisión”, ha dicho Goldring. Pero ha asegurado que, en el momento en que se produjo la investigación interna, Oxfam publicó una nota de prensa que revelaba problemas de “mala conducta grave”, sin mencionar en concreto la explotación sexual. “Entonces, la gente pensó que eso era ser transparente. Ahora sabemos que no fue suficiente”, ha reconocido.

Sobre la firma

Pablo Guimón

Es el redactor jefe de la sección de Sociedad. Ha sido corresponsal en Washington y en Londres, plazas en las que cubrió los últimos años de la presidencia de Trump, así como el referéndum y la sacudida del Brexit. Antes estuvo al frente de la sección de Madrid, de El País Semanal, y fue jefe de sección de Cultura y del suplemento Tentaciones.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS