Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jalisconnect, el plan para atraer tecnología de Silicon Valley

Una visa en menos de 24 horas y facilidades para implantarse, así es como México seduce a las startups

El gobernador de Jalisco Aristóteles Sandoval se dirige al auditorio.
El gobernador de Jalisco Aristóteles Sandoval se dirige al auditorio.

Guadalajara hace tiempo que se define como el Silicon Valley del sur. Una etiqueta que tiene más de aspiración y meta que de realidad, pero que su gobierno promueve y quiere extender a todo el estado de Jalisco, cuyo gobernador, Aristóteles Sandoval ha visitado anualmente en el último lustro.

Cuando Gemi José González llegó al consulado de San Francisco, lo hizo con la firme promesa de tender puentes entre México y Silicon Valley. Encontró desde el comienzo un gran aliado en Jalisco. Ese fue el germen de Jalisconnect, el programa que presentaron en la noche del jueves en el centro para emprendedores del Nasdaq en San Francisco.

Cuco Vega, responsable de la oficina de Jalisco en Silicon Valley, fue el encargado de explicar la iniciativa, haciendo referencia en cómo en los años setenta comenzó la relación entre Guadalajara y Silicon Valley. Inicialmente como un lugar de fabricación, después de prototipado y hoy comienza a tener vida propia con empresas que nacen y crean productos en Jalisco. “Se abrió una oficina pero necesitábamos hacer más, teníamos una gran relación con los grandes pero, ¿cómo llegas a las startups? Con la crisis de las visas H1B, vimos una oportunidad para captar talento de todos los países”, relata.

Así fue cómo, con la complicidad de Gemi José González, crearon un sistema de Tech Visas, que permiten ir a México en menos de 24 horas por 36 dólares. Un plan que va acompañado por dos iniciativas: Digital Bridge y Soft Landing. Ambas pretenden facilitar el conocimiento de la comunidad local, servicios, empresarios, así como ayudar con la llegada, desde la búsqueda de casa y oficina a encontrar escuela para los hijos. “Tenemos que estar más conectados entre nosotros, pero también con el resto del mundo”, subrayó y añadió un guiño con sabor a Silicon Valley: “Como con las startups, este programa es nuestro MVP (producto mínimo viable, en el argot). Es el comienzo. Cometeremos errores pero también vamos a aprender rápido”.

El gobernador del estado de Jalisco, Aristóteles Sandoval, hizo hincapié en los avances, con el papel de dos grandes conferencias, como son Startups Weekend y TalentLand, así como los próximos en SXSW de Austin o durante MexIam en San Francisco. “En los últimos cinco años se ha doblado la cantidad de empresas tecnológicas. Hoy queremos incrementarlo, expandirlo.

Cuco Vega, responsable de Jalisconnect durante la presentación.
Cuco Vega, responsable de Jalisconnect durante la presentación.

Xico Méndez, de Fojal, el fondo de Fomento Empresarial de Jalisco, desgranó su estrategia para generar impacto local: “Lo primero es tender puentes con otros ecosistemas, hacer que el capital riesgo vaya a Jalisco. Tenemos alianzas con fondos federales, privados y extranjeros. Este año ya hay 11 fondos invirtiendo en Jalisco con especial interés en moda, creatividad e inteligencia artificial”.

Jalisco fue el primer estado que contó con un Ministro de Innovación. Al frente del mismo está Jaime Reyes, un veterano bien conocido en Silicon Valley, y pionero en Guadalajara. “En 45 años he visto grandes cambios. Pasamos de la manufactura a, en los 2000, hacer lanzamientos mundiales. Es importante pensar de manera global. Si solo pensamos en México en América Latina, no vamos bien. Hay que pensar en atraer talento y convertirse en un hub mundial. Aquí no hay perdedores. Os invito a aliaros con nosotros. Aquí todos ganamos haciendo la tarta más grande”, proclamó en el centro de negocios de San Francisco.

Durante el coloquio se preguntó si este plan era sólido, si había garantías de seguir en un eventual cambio de gobierno. El gobernador, que dejará el puesto en diciembre, se mostró tajante: “El modelo está consolidado. No es solo una cuestión de un gobierno, sino de un modelo que funciona”.

Uno de los asistentes levantó la mano casi al final: “¿El consulado abre el lunes?”.

Más información