Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

México estrena una visa tecnológica

El Consulado de San Francisco dará prioridad a esta modalidad para promover el intercambio económico y humano

Centro histórico de Guadalajara, capital tecnológica en México.
Centro histórico de Guadalajara, capital tecnológica en México.

Un visado en menos de 24 horas, listo para acoger al talento extranjero en México. La Visa Tech es como se llama el último programa del Consulado de México en San Francisco para atraer perfiles tecnológicos al país.

“Nos metimos a fondo a estudiar las herramientas que ya teníamos y vimos que había una modalidad que encaja perfectamente. Hemos puesto todo el engranaje del Consulado al servicio de este Tech Visa. En menos de 24 horas se puede conseguir el permiso para poder comenzar a trabajar en remoto desde México. Sin cita previa, sin fila”, explica Gemi José González, cónsul general de México en San Francisco.

Desde su llegada, ha sido constante la cercanía al mundo tecnológico, tanto con actividades como con convenios e intercambios. Para poder pedir esta modalidad de visa se tiene que ser dueño de una empresa o trabajar en una en Estados Unidos con un salario de al menos 1.500 dólares al mes. El coste del trámite es de 36 dólares, basta con llevar el pasaporte y un documento que demuestre la situación laboral. Una vez en México, se consigue en menos de 30 días el permiso de residencia, el equivalente a la Green Card en Estados Unidos.

La crisis de los visados H1-B, los más comunes entre los trabajadores de Silicon Valley, ha generado grandes problemas en la cuna tecnológica de EE UU, donde más del 40% de la fuerza laboral son extranjeros. Las empresas buscan alternativas para poder mantener a sus empleados mientras la puja por ofrecer mejores condiciones y salarios tanto a extranjeros como a locales sigue en ascenso.

El cónsul subraya el impacto en la economía local, pero también en la calidad de vida de estos nuevos inmigrantes: “Cobran el sueldo y pagan impuestos en Estados Unidos, pero se benefician de poder comer en los mejores restaurantes, pasar los fines de semana en Puerto Vallarta y poder ahorrar”.

Los primeros estudios de los perfiles que han pedido este permiso son jóvenes de entre 30 y 34 años, casi siempre solteros con un sueldo un 25% superior a la media de la zona.

El acceso para conseguir esta visa dentro del propio Consulado está junto a la oficina de Jalisco, el Estado que se posiciona como el Silicon Valley de México, con Guadalajara como capital tecnológica. Cuco Vega, nacido en California y con raíces en la zona, es el responsable del programa que tiende puentes entre Silicon Valley y Jalisco. Experimentado en la creación de startups, traza el plan para que los nuevos inmigrantes tengan un aterrizaje suave. “La Visa Tech es un primera paso para facilitar la inmersión de emprendedores y techies a nuestro ecosistema”, relata.

Desde JalisConnect ofrecen integrar el talento internacional con la comunidad local. “Queremos atraer a gente joven que lleve las metodologías y el panorama global de Silicon Valley y lo comparta con nuestros estudiantes y emprendedores”, subraya Vega.

González cree que la emigración a México ha sido uno de los factores que más ha enriquecido históricamente su cultura: “México gana empoderando el ecosistema tecnológico. Los recién llegados aportan muchísimo y terminan con una importante inmersión personal. Ya lo experimentamos con la inmigración chilena, española, libanesa… “.

“Guadalajara tiene vuelos diarios desde los tres aeropuertos principales de Silicon Valley: Oakland, San José y San Francisco, también a Ciudad de México. Decir que en 24 horas pueden hacerlo efectivo no es ninguna exageración”, insiste.

Otro punto importante es que esta visa no entra dentro del Tratado de Libre Comercio. “Forma parte de tecnología e innovación, pero no de las áreas que se contemplan en ese acuerdo”, aclara. En seis meses esperan aportar más datos sobre perfiles, experiencias e impacto del programa.

Más información