Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así es el cara a cara de Macron con la esposa de un condenado por asesinato terrorista

El presidente francés responde en Córcega a Stéphanie Colonna, casada con Yvan Colonna, en prisión por la muerte de un prefecto

Emmanuel Macron ha demostrado repetidamente, en campaña y desde que es presidente, que no teme pisar el terreno y enfrentarse a situaciones que otro gobernante consideraría incómodas. El martes, en Ajaccio, la capital de Córcega, volvió a demostrarlo.

Macron salía de una visita al Museo de Bellas Artes local. A la salida esperaba un grupo de personas, según Le Monde. Como hace a veces, se acercó a saludarlas. Entonces se le acercó una mujer.

Era Stéphanie Colonna, esposa de Yvan Colonna, condenado a cadena perpetua por el asesinato el 6 de febrero de 1998 del prefecto Claude Érignac. Macron acababa de conmemorar, la misma mañana, el aniversario del asesinato.

“Soy la mujer de Yvan Colonna. Mi hijo no ha visto a su padre desde hace un año y medio. Por favor, señor presidente, haga algo. Por favor, no es un animal, es un ser humano”, dijo Colonna.

“Que su hijo pueda ver a su padre, que las personas detenidas en nuestro país puedan ver a su familia, esto forma parte de las cosas que vamos a garantizar”, respondió Macron.

“Eso espero, cuento con usted”, continuó Colonna.

Macron replicó: “Míreme a los ojos. No le miento”.

Por la mañana el presidente había recordado que no habrá amnistía para los presos por actos de terrorismo en Córcega, una reclamación del nacionalismo.

Más información