Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU retiene parte de su contribución a la ONU para las ayudas a los palestinos

Trump lo advirtió a principios de mes: "Con los palestinos sin intención de continuar hablando de paz, ¿por qué deberíamos realizar estos inmensos pagos?"

El presidente estadounidense, Donald Trump, este martes en la Casa Blanca.
El presidente estadounidense, Donald Trump, este martes en la Casa Blanca. EFE

La Administración de Donald Trump ha empezado a cumplir con su amenaza de recortar ayudas. Este martes envió 60 millones de dólares a la agencia de Naciones Unidas para ayuda a los refugiados, que están destinados a los palestinos, pero congeló la entrega de otros 65 millones previstos. Un funcionario del departamento de Estado se limitó a señalar que "hay que efectuar un examen en profundidad de UNRWA [siglas en inglés de la agencia], tanto de su funcionamiento como de su financiación".

La Autoridad Palestina rompió los contactos con Washington después de que Trump reconociera Jerusalén como capital de Israel, lo que también le acarreó la condena de la mayoría de países miembros de la ONU. Trump replicó amenazando con cortar ayudas a los que le llevan la contraria y, días después, apuntó a los palestinos.  Estados Unidos debía cumplir con una contribución de 125 millones de dólares el pasado 1 de enero, pero no lo ha hecho hasta este martes y después de haber paralizado la entrega de más de la mitad de los fondos. La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, recalcó en rueda de prensa que el último anuncio "no tiene como objetivo castigar", pero las palabras de Trump de unos días atrás resonaban con fuerza en Washington.

"Con los palestinos sin intención de continuar hablando de paz, ¿por qué deberíamos nosotros realizar estos inmensos pagos en un futuro?", se preguntó Trump el pasado 2 de enero a través de su cuenta de Twitter. "No es sólo a Pakistán al que pagamos miles de millones de dólares para nada, sino que hay muchos otros países (...) Por ejemplo, le pagamos a los palestinos cientos de millones de dólares al año y no obtenemos aprecio ni respeto", insistió.

Trump anunció el 6 de diciembre el traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, lo que supone dicho reconocimiento de capitalidad de facto y ha cargado de tensión el conflicto en Oriente Medio. El 21 del mismo mes, la Asamblea General de la ONU condenó la decisión con 128 votos a favor, nueve en contra y 35 abstenciones. El día antes, Trump ya lanzó una advertencia: "Toman nuestro dinero y luego votan en nuestra contra. Estaremos observando esos votos. Que voten en nuestra contra, ahorraremos mucho. Nos da igual”.

En declaraciones a Reuters, un miembro de la Organización para la Liberación Palestina (OLP), Wasel Abu Yusef, aseguró que con la decisión de este martes "la Administración de Estados Unidos sigue barriendo los derechos del pueblo palestino". "Primero declara Jerusalén como capital de Israel y ahora el tema de los refugiados", lamentó.

Más información